Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Abilio Abel González López

Columnistas

COVID-19 y los comerciantes

Ante el temor generado por la llegada nuestro país del COVID-19, enfermedad infecciosa causada por el coronavirus, muchas personas comenzaron a comprar mascarillas, gel alcoholado, desinfectantes en aerosoles, a fin de prepararse y prevenir cualquier contagio.

Ante el temor generado por la llegada nuestro país del COVID-19, enfermedad infecciosa causada por el coronavirus, muchas personas comenzaron a comprar mascarillas, gel alcoholado, desinfectantes en aerosoles, a fin de prepararse y prevenir cualquier contagio.

Ante la demanda de estos productos, se expusieron diversas quejas, tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación, por el aumento de precios en algunos establecimientos. Hay que recordar a los comerciantes, acerca de la responsabilidad social que tienen con la sociedad y no aprovechar esta situación, para beneficiarse.

No se pueden escudar en que esos productos son de libre oferta y demanda, para lucrar con los mismos. Esta enfermedad no ataca selectivamente, todos podemos ser afectados.

La responsabilidad social empresarial se centra en el cuidado al medioambiente, a las condiciones laborales de sus trabajadores y apoyo a las causas humanitarias. Este último aspecto, es muy importante hacerlo valer en la actualidad.

Por ejemplo, grandes compañías aéreas de todo el mundo han flexibilizado su política comercial, para que los pasajeros que posean viajes programados a las zonas de mayor riesgo por el coronavirus puedan solicitar la devolución de su importe o la reprogramación de su viaje. Asimismo, muchas de estas aerolíneas están anunciando anulaciones de rutas con la consiguiente afectación en sus cuentas de resultados. Hay condiciones especiales para cambios o modificaciones y solo hay que abonar la diferencia.

Es de nuestra opinión, que la responsabilidad social empresarial es necesaria en estos momentos de incertidumbre. Nuestro país, no escapa de esta amenaza para la salud de toda la población, por lo que el papel social de cada agente económico es muy importante. Los gremios empresariales deben hacer un llamado a todo el sector, a mantener los precios estables de los productos que tienen una alta demanda y que ayudan a prevenir esta enfermedad.

Es el momento oportuno, para que todas las fuerzas vivas de la nación, incluyendo los comerciantes exhiban un liderazgo socialmente responsable y no se aprovechen del temor de la población para satisfacer el lucro.

Comunicador social.