Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Liliana Morales Cordoba

Columnistas

Coronavirus: ahorro energético en casa

A raíz de los casos registrados de COVID-19 en Panamá, las Autoridades Sanitarias han paulatinamente implementado ciertas medidas restrictivas con relación a la movilidad de la población para evitar la propagación del virus.

A raíz de los casos registrados de COVID-19 en Panamá, las Autoridades Sanitarias han paulatinamente implementado ciertas medidas restrictivas con relación a la movilidad de la población para evitar la propagación del virus. Estar en casa, ya sea voluntariamente o impuesto, a través de cuarentenas, para salvaguardar la salud de los ciudadanos, deteniendo el trabajo, mayoritariamente en los sectores públicos, producción y servicios, teniendo en cuenta las excepciones en ciertos servicios, como médicos, energía, telecomunicaciones, prensa, alimentos y otros más, hace en definitiva que el sector residencial, que es el que más clientes posee, pueda tener un mayor consumo, trayendo consigo un incremento en las facturaciones, si no se aplican las medidas para lograr un uso racional y moderado de la electricidad.

Mientras la mayoría de los panameños encerrados en sus casas está tratando de entender este virus, a través de distintos medios de comunicación, el Gobierno apunta a que seguirá dándose un servicio eléctrico eficiente, confiable e ininterrumpido, es realmente necesario poner en conocimiento algunas medidas de ahorro energético aplicables para evitar un alto consumo por cliente.

Algunas medidas sencillas a practicar durante el quehacer cotidiano, son las siguientes:

1. Dé prioridad a la luz natural sobre la eléctrica, abra las cortinas.

2. Evite el uso de focos durante el día.

3. Desconecte los aparatos eléctricos que no vaya a utilizar, así sea que estos tengan una función de “stand by” (ejemplo: cargador de celular y laptops).

4. Reduzca el brillo de su televisor a través de la configuración.

5. Utilice bombillos de bajo consumo o ahorradores.

6. Apague la luz en las zonas que no se encuentra.

7. En la cocina busque poner tapas a las ollas para concentrar el calor y que este no se escape.

8. Limpie los filtros del aire acondicionado para tener un mayor rendimiento del equipo y consumir menos electricidad.

9. Utilice el aire acondicionado con moderación y evite ponerlo de noche.

Es importante tener en cuenta que en los hogares panameños se consume entre un 10 % y un 40 % más de la energía que realmente se necesita y utiliza, según el sitio web http://www.uree.com.pa/; por esta razón, en referencia a los puntos 6 y 9 del párrafo anterior, tener las luces encendidas innecesariamente y el aire acondicionado por tiempos prolongados, aumentan mucho el consumo en general, siendo lo que mayormente tenemos que evitar en nuestros hogares mientras dure esta situación en el país.

Según el CND, en su sitio web http://www.cnd.com.pa/, la demanda diaria de consumo de electricidad en Panamá el sábado 21/3/2020 tiene un descenso a las 7:00am con 1183MW, mientras entre las 7:00pm a las 9:00pm alrededor de 1411MW se registró el mayor pico. Sin embargo, reportó a un medio de prensa que para este mes de marzo se han dado dos alzas de 1966 MW.

Es necesario que el lector tenga presente que los sábados y domingos no son días de máxima demanda, lo cual sí corresponde de lunes a viernes, por lo que sería interesante para cuando termine el mes de marzo, los expertos puedan establecer una comparativa según los cambios en los patrones de consumos anteriores a las medidas impuestas por el Gobierno a raíz del COVID-19, considerando que el horario de más alta demanda en nuestro país era de 8:00 am a 5:00pm por la carga y los aires acondicionados de las oficinas gubernamentales y comercios.

Frente a la realidad nacional, la población panameña debe evitar entrar en pánico o en la indiferencia, lo importante es que mientras estemos en nuestros hogares hagamos un uso responsable de los recursos, pues las facturaciones continuarán y lo que está en discusión es la falta de liquidez que vamos a enfrentar la mayoría de los clientes durante a esta grave situación, por lo que realmente urge la intervención del Estado.

Con relación a esto, la ASEP ha anunciado en sus cuentas oficiales que adelanta acciones para lograr a favor de los usuarios una mejor tarifa y tiempo de pago, indicando además considerar la rebaja del 5 % del servicio público de electricidad en consecuencia de la disminución del precio del combustible.

Para concluir, está en nuestras manos moderar el consumo de electricidad, como también no olvidar aplicar diariamente las medidas de higiene frente a la pandemia para nuestra propia supervivencia. Agradezco a todos los trabajadores del sector eléctrico y energía que en medio de esta tribulación siguen haciendo posible que el milagro de la luz llegue especialmente a nuestros hogares, comercios y centros hospitalarios, que tanto lo necesitan.

Asesora legal y de Permisos para Negocios y Proyectos de Construcción.