Temas Especiales

24 de May de 2020

Fernando Ábregoopinion@laestrella.com.pa

Columnistas

Ha muerto un gran intelectual al servicio de la Patria y de las causas popular

La Asociación de Profesores de la República de Panamá lamenta profundamente el fallecimiento del Dr. Marco Gandásegui, gran sociólogo, patriota y luchador social

La Asociación de Profesores de la República de Panamá (Asoprof), lamenta profundamente el fallecimiento del Dr. Marco Gandásegui, gran sociólogo, patriota y luchador social de este país. Sus innumerables aportes científicos lo colocaron como la figura más destacada de la sociología de nuestro país, con una presencia lúcida en los debates nacionales y en el mundo académico internacional. Esos aportes discurrieron, entre otros, en develar la composición y accionar de las clases dominantes del istmo, el devenir de su clase trabajadora y las pretensiones imperiales de los gobiernos estadounidenses.

Mientras laboraba de la mano del Dr. José Renán Esquivel en el MINSA, impulsando los Comités de Salud como la organización de base de la propuesta de “Salud igual para Todos”, jamás desmayó en el empeño de generar en la Universidad de Panamá una Escuela de Sociología, cuya creación le debe mucho a su tenacidad, siendo uno de sus pilares durante las casi cuatro décadas que lleva de existencia.

Fue Luchador incansable por la soberanía nacional, fue parte de esa camada de intelectuales, que como los ya fallecidos catedráticos Humberto Ricord y Simeón Gonzáles, entre otros, recorrieron el movimiento social panameño juntando sinergias para enfrentar el intento de extender, más allá del año 2000, la presencia de bases militares norteamericanas bajo el disfraz de un Centro Multilateral Antidrogas (CMA), esfuerzo que dio como fruto el Movimiento Nacional por la Defensa de la Soberanía (MONADESO) y la derrota de tan nefasta pretensión.

Dirigía el Centro de Estudios Latinoamericano “Justo Arosemena”, así como la prestigiosa Revista Tareas, esta última desde el fallecimiento de ese otro grande del pensamiento humanista, el Dr. Ricaurte Soler. Maestro de generaciones de científicos sociales, fue un ser humano totalmente comprometido “con los pobres de la tierra”. De allí que en su último escrito publicado días antes de su inesperado deceso, manifestará una severa advertencia: “No podemos decir que la pandemia liquidará el capitalismo… El capitalismo aprovechará esta crisis para reforzar sus puntos débiles y continuará haciendo estragos de la naturaleza, así como de las mujeres y hombres que somete a su explotación”. Se fue haciendo docencia y militando por las mayorías que siempre defendió.

El autor es docente y secretario general de Asoprof