Temas Especiales

08 de May de 2021

Abel D. Comrie Ortega

Columnistas

Cronología para un crimen

2020. Enero: 16. Se emite, por parte de la OMS/OPS a Panamá, la alerta epidemiológica por el nuevo coronavirus, recomendando capacitar y familiarizar al personal de salud con los principios y procedimientos para el manejo de la enfermedad.

2020. Enero: 16. Se emite, por parte de la OMS/OPS a Panamá, la alerta epidemiológica por el nuevo coronavirus, recomendando capacitar y familiarizar al personal de salud con los principios y procedimientos para el manejo de la enfermedad.

20: OMS/OPS actualizan la alerta a Panamá y recomiendan que se informe a los profesionales de la salud sobre la posibilidad de aparición de una infección causada por el nuevo coronavirus y las acciones a implementar ante la presencia de algún caso sospechoso.

27: OMS/OPS actualizan la alerta a Panamá y advierten que la evidencia sugiere la propagación de persona a persona, incluso entre los trabajadores de la salud que atienden a los pacientes enfermos. Asimismo, recomiendan fortalecer la vigilancia para la detección temprana de casos sospechosos, eventos respiratorios inusuales y asegurar que los trabajadores de la salud tengan acceso a información actualizada.

Febrero: 05: OMS/OPS actualizan la alerta a Panamá y advierten que, de los 159 casos reportados en todo el mundo, 24 no tenían antecedente de viaje a China y se reportan en América 15 casos, 11 de ellos en Estados Unidos. Se confirma la transmisión de persona a persona. Se establece por primera vez el criterio de incubación de hasta 14 días. Se evalúa el riesgo general como ALTO, debido a la transmisión de persona a persona.

11: La OMS nombra formalmente al nuevo coronavirus, como COVID-19.

13: La ministra de Salud, ROSARIO TURNER, informó que, al no presentarse ningún caso, no hay motivo alguno para suspender las fiestas del Carnaval.

14: OMS/OPS actualizan la alerta a Panamá y advierten de la creciente preocupación por la propagación internacional a otros países. Se mantiene el riesgo como ALTO. Se advierte por primera vez de un alto impacto en los servicios de salud, anticipando la sobrecarga de hospitales y la necesidad de salas de aislamiento y de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Se anticipa la necesidad de obtener en cantidades importantes insumos como mascarillas, guantes, batas quirúrgicas y RESPIRADORES, “…lo que generará estrés en las reservas de estos materiales…”.

25: Se realiza el Carnaval con toda pompa.

28: OMS/OPS actualizan la alerta a Panamá y advierten que, dado el rápido aumento de la propagación internacional y con transmisión de persona a persona, el riesgo general se evalúa como MUY ALTO.

Marzo: 06: Laurentino Cortizo, presidente de la República, aseguró que, a pesar de las medidas que se han impuesto de no besarse y abrazarse y de evitar el estrechón de manos por el coronavirus, él seguirá haciéndolo. Asimismo, señaló que como seres humanos tenemos preguntas sobre el tema y hay incertidumbre, pero “no hay que preocuparse”.

08: NORATO GONZÁLEZ, director del Colegio Monseñor Francisco Beckman, fallece a los 64 años. ¿Neumonía bacteriana?, ¿un resfriado que se complicó?

09: El Minsa confirma el primer caso de COVID-19 en Panamá. Se trata de una fémina panameña, quien ingresó al país el día anterior (8) en un vuelo procedente de España.

10: La ministra de Salud, ROSARIO TURNER, confirma la muerte del profesor NORATO GONZÁLEZ, como atribuible al COVID-19. Lo anterior como diagnóstico post mortem, luego de practicársele autopsia.

Dada la posición geográfica de nuestro país, que reviste el llamado Hub de las Américas en materia de transporte aéreo, con un centro financiero internacional, varios puertos de entrada y trasbordo de mercancías y pasajeros, con la mayor cantidad de hoteles de Centroamérica, un canal por donde llega y se mueve el 7 % del comercio del mundo y las veces que el occiso concurrió buscando auxilio sanitario, me pregunto: ¿recibió el fallecido la atención debida y oportuna por parte del Estado, más allá de cuál hubiera sido el desenlace? Con todas las alertas recibidas, ¿actuaron las autoridades con la diligencia mínima de un buen padre de familia?; ¿cómo pudieron declarar el primer caso el 9, pero tienen su primer muerto el 8?; si la incubación del COVID-19 era en ese entonces de hasta 14 días y el occiso pudo haber sido infectado el 21 de febrero (según las autoridades); aquel que lo infectó ¿desde cuándo portaba el virus?; ¿qué provincias del país visitaron ambas personas antes de ser detectadas como portadoras del virus?

En el Derecho Civil, la culpa o negligencia grave equivalen a dolo. Es una lástima que no podamos aplicar esto en el Derecho Penal.

JUZGUE USTED.

Abogado