Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Avatar del Samuel Lewis Galindo

Samuel Lewis Galindo

Columnistas

Panamá necesita con urgencia una reforma educativa profunda

Hace 42 años, el 11 de octubre de 1978, estando los militares en el poder, se hizo el primer intento de una reforma educativa. .

Hace 42 años, el 11 de octubre de 1978, estando los militares en el poder, se hizo el primer intento de una reforma educativa.

Los educadores, además de algunos problemas salariales que tenían con el Ejecutivo, se opusieron a las reformas, a las cuales acusaron de ser muy políticas y tener un fondo comunista. Los educadores lograron tener el respaldo de los padres de familia y de muchos sindicatos y asociaciones. Llamaron a una huelga general que fue respaldada por la comunidad. Por la presión popular, el Ministerio de Educación retiró el proyecto de reformas en noviembre de 1979.

El presidente Cortizo ha manifestado reiteradamente que la educación tiene para su Gobierno la prioridad. Sería conveniente que el Gobierno actual aprovechara estos días para ir definiendo los puntos principales de la reforma a la educación, para lo cual debe nombrar una comisión que esté integrada por personas conocedoras de los problemas educativos.

Si bien es cierto que en Panamá existen más de siete (7) agrupaciones de educadores, que tiene cada una distintos puntos de vista -algunos encontrados- siempre se ponen de acuerdo, a pesar de sus diferencias, cuando se tratan asuntos de beneficios económicos. Al ir a una huelga siempre exigen que les paguen los salarios caídos, aduciendo que van a compensar el tiempo perdido dándole clases especiales a los estudiantes. Nunca han cumplido con ello, alegando toda clase de pretextos. A pesar de todo esto, que causó muchos disgustos a la comunidad, deben formar parte de la comisión dos o tres de ellos que tengan “luces largas” y no tengan prejuicios. Esta comisión la deberá nombrar el presidente Cortizo.

El proyecto original de reformas elaborado en 1978 no debe servir como base del nuevo proyecto. La tecnología moderna ha avanzado tanto que ya debe estar obsoleto. La nueva reforma debe ser muy exigente con los educadores, pues los jóvenes estudiantes por lo regular, se adaptan muy fácilmente a las nuevas tecnologías de los avances científicos que están al servicio de la humanidad.

Una reforma educativa se hace muy necesaria en estos tiempos, pues el país pierde mucho si los trabajadores no estudian bien y no estarán aptos para ocupar importantes y necesarios puestos. El mundo de hoy es muy competitivo y solo triunfan los más preparados.

Empresario