Temas Especiales

11 de Jul de 2020

Avatar del Yazmín Jiménez R.

Yazmín Jiménez R.

Columnistas

Mitos de la cuarentena

Es normal que lo nuevo nos asuste y nos cause ansiedad, sin embargo, una las fortalezas del ser humano, que ha demostrado en todas las etapas de la historia y que muchos pasan por alto, es su extraordinaria capacidad de adaptabilidad ante cualquier evento inesperado.

Es normal que lo nuevo nos asuste y nos cause ansiedad, sin embargo, una las fortalezas del ser humano, que ha demostrado en todas las etapas de la historia y que muchos pasan por alto, es su extraordinaria capacidad de adaptabilidad ante cualquier evento inesperado.

Cuando comenzaron a circular las noticias sobre el coronavirus, desde todas partes del mundo se emitían informaciones sobre cómo la población recibía las nuevas medidas sanitarias para evitar el contagio, en paralelo las redes sociales difundían más detalles de los cuales casi la mitad eran “fake news”.

Asimismo, los estados de ánimos de las personas se alteraban y comenzaban a establecer planes para el día que llegara la cuarentena, pero, el miedo se apoderó de la siquis de muchos, llevándolos desesperadamente a acumular todo tipo de víveres, como si fuera el fin del mundo.

Luego de más de un mes de cuarentena total en Panamá, una cantidad de mitos se han caído del sitial en que la desesperación los ubicó. Se mencionaba en redes, sobre todo en WhatsApp, que era mejor comprar víveres y medicinas porque los supermercados y farmacias podrían tener desabastecimiento, falso, las tiendas siempre han tenido lo suficiente.

Otro mito: las mascarillas tampoco se podrían comprar, por ello había que adquirirlas por cajas, resulta que el ingenio ha llevado a los emprendedores a fabricar mascarillas de telas de diferentes estilos, de modo que siempre han existido, de una u otra forma, las mascarillas.

El papel higiénico iba a escasear, nunca ha habido ausencia de este esencial producto; las gasolineras no tendrían este vital líquido, se darían saqueos como en la invasión, tal fue el miedo que muchos locales forraron sus establecimientos con madera como medida preventiva, otro mito superado

El clima tropical que caracteriza a nuestro país iba a actuar a nuestro favor, el coronavirus no lo iba a resistir, falso, si no mantienes las medidas de higiene, podrías contraerlo.

La población más joven, entre 20 a 39 años, la probabilidad de contagio era mínima, por ello se arriesgan a salir y violar los controles de cuarentena, falso, hasta la primera semana de mayo más de 3047 jóvenes han contraído la enfermedad.

Los ciudadanos no podríamos permanecer en cuarentena, otro mito, falso, nadie afortunadamente ha sido víctima por estar confinado, al contrario; hemos reforzado los lazos familiares de los cercanos, distantes, de amigos y la creatividad se ha impuesto para hacer de cada día una experiencia memorable.

Todas estas premisas quedaron afortunadamente con el transcurrir de los días, sin fundamento, por ello, una de las mayores enseñanzas de la pandemia es tener la capacidad de resiliencia, resurgir con positivismo, tener un pensamiento crítico y estar alerta para no ser preso de rumores o falsas noticias, difundidas de forma viral sin un responsable. Es tiempo de retomar la confianza en los medios tradicionales y digitales con reconocimiento, por la salud mental de todos.

Directora asociada de www.destinypty.com.