Temas Especiales

14 de May de 2021

Jimmy Papadimitriu

Columnistas

Falta poco: ¿Biden o Trump?

"La campaña de Biden mantiene un mensaje claro de unidad, paz y volver a la tranquilidad, mientras que todo lo que hacen Trump y su campaña es ataque, pelea y división, [...]"

Llevo 30 años trabajando en campañas políticas y nunca he visto tanta confusión como la que observo en esta elección entre Trump y Biden. Las encuestas dicen una cosa, que Biden gana sobrado, pero las concentraciones de campaña de Trump son masivas, estamos hablando de miles y miles de personas que llegan espontáneamente a estos eventos políticos de Trump.

Hablo con muchos amigos que siguen involucrados en campaña en EE. UU. y me dicen que Trump gana; y que gana sobrado. Son personas que respeto como consultores políticos, que saben de elecciones. Les pregunto: ¿pero las encuestas dicen totalmente lo opuesto?, y me responden que la gente ya no habla con los encuestadores y que Trump va a ganar -en el 2016 muchas encuestas decían que Hillary ganaba y se equivocaron, pero esta vez casi todas las encuestas ponen a Biden ganando-. Pienso que es absurdo que no quieran hablar con encuestadores, pero que, si van a eventos políticos de Trump, algo no cuadra.

Pero vamos a la realidad electoral en EE. UU. Tenemos a dos grupos extremistas: uno a la derecha, representado por Trump, y el otro, a la izquierda, representado por Biden. Diría que allí hay un 20 % para cada uno de los electores que votan ciegamente por uno o por el otro. Pero falta un 60 % de estadounidenses que denominamos “indecisos”. Esos indecisos van a tomar su decisión en base a tres temas: la economía, el coronavirus y la guerra doméstica contra “el racismo, y diversas hierbas aromáticas”.

Si la economía está mejorando, a Trump le va mejor. Y en efecto, la economía ha estado mejorando en EE. UU.; en el segundo tema: el manejo del coronavirus está mejorando, pero Trump se la pasa atacando y amenazando a Anthony Fauci que lo va a sacar; en el tercer tema: el conflicto doméstico, creo que los indecisos sienten que si Trump vuelve a ser presidente seguirá una tensión doméstica en el país.

La campaña de Biden y los medios de comunicación, que odian a Trump, han convertido esta elección en un referéndum de paz, un referéndum contra el conflicto y la división que se vive en EE. UU. en este momento. En contraste con lo que vivieron los estadounidenses después del 9/11, cuando el país entero se solidarizó y los niveles de nacionalismo llegaron a su punto más alto, todos unidos en contra de una causa y un enemigo en común. Opuesto a lo que sucede ahora (con el asesinato de George Floyd, y otros eventos), una división y tensión extremadamente elevada.

Algo en que todas las encuestas concuerdan y hasta Fox News acepta: es que a Trump no le va bien con las madres que viven en los suburbios, conocidas como las “Soccer Moms”, que son las madres que se quedan en casa para cuidar a sus hijos.

Creo que estas madres quieren que vuelva algo de normalidad y por eso apoyan a Biden, para que pare la división doméstica que viven con Trump y que continuarán viviendo por los próximos cuatro años, si es reelecto. Por eso, en el último debate Biden cerró con la frase “Yo no voy a ser presidente solo de los demócratas, yo voy a ser presidente de los republicanos y demócratas”, vendiendo una idea de paz y unidad.

La campaña de Biden mantiene un mensaje claro de unidad, paz y volver a la tranquilidad, mientras que todo lo que hacen Trump y su campaña es ataque, pelea y división, sin un mensaje claro ni esperanzador. (Dudo mucho que los profesionales que trabajan en la campaña de Trump sean los responsables. Estas incoherencias suceden en campañas donde el candidato quiere ser el jefe de campaña y asesor político y no se dedica a ser candidato y seguir la estrategia). Y, gracias a los medios de comunicación y a la campaña de Biden, han podido enmarcar la elección en una decisión entre dos opciones: la primera que es seguir con cuatro años más de guerra civil, votando por Trump, o la segunda, que es la elección de vivir en paz, con una economía estable y con un plan para combatir el coronavirus, votando por Biden.

Esta es mi opinión profesional y no personal; la realidad y la percepción muchas veces son mundos paralelos.

Asesor político.