Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Nadhji Arjona

Columnistas

Tres pilares

“Que descansen en paz nuestros queridos amigos, Joseph E. Harari, Joe; Moisés A. Mizrachi, Moi, y Arquitecto Ricardo Holzer […]”

En medio de gran consternación, en un período cercano de tiempo, nos han dejado para siempre Joseph E. Harari, Joe; Moisés A. Mizrachi, Moi, y el Arquitecto Ricardo Holzer, tres pilares de la comunidad judía de Panamá durante más de medio siglo. Los tres fueron valiosos empresarios y profesionales panameños que sobresalieron principalmente por su consagración y respeto a los derechos humanos. La universalidad de ese respeto es firme y verídica en personas que, como ellos, sustentaron su valor aún antes de que fuesen proclamados por las declaraciones universales. No obstante, estos tres amigos, líderes comunitarios, dedicaron gran parte de su existencia a hacer comprender esos valores mediante enseñanza, activismo en agrupaciones e imponderables escritos.

Esta trilogía de acciones penetró en las comunidades judías y también a través de colectivos de otras tendencias religiosas. Aprender a respetar los derechos que asisten a los seres humanos es una forma de identificarnos con los mandamientos de la Ley de Dios, reconocidos en diversas corrientes religiosas. La comunidad judía de Panamá estableció con firmeza cursos y seminarios para grupos de adultos y jóvenes, que se compenetraban sobre los Derechos Humanos, su significado y su historia.  Además, propició reuniones de identificación y proximidad con instituciones nacionales que debían sentar las pautas para lograr el conocimiento y las normas a seguir en la aplicación de estos derechos.  Tareas a la que Joe Harari, Moisés A. Mizrachi y el Arq. Ricardo Holzer prestaron su valiosa participación, algunas veces con otros líderes panameños, ya desaparecidos, que actuaron conjuntamente. Sería imposible olvidar el liderazgo en esta tarea de personas como Stanley Fidanque B., Milton C. Henríquez, Stanley Firestone, Carlos Zelenka y algunos más.

Por su parte, Joe Harari tuvo un liderezgo en la B'nai B'rith International que fue ampliamente reconocido. En medio de sus tareas, se le permitió contribuir en la formación de instituciones internacionales de la B'nai B'rith, tales como el Distrito 23, que fortaleció las logias que se estaban formando en Bogotá, Maracaibo, Caracas y otras ciudades de América del Sur.  Además, Joe Harari logró que la experiencia de la B'nai B'rith latinoamericana fuese reconocida en el ámbito de la B'nai B'rith Internacional, dando lugar a la constitución del Distrito 23, integrado por logias B'nai B'rith de América del Sur. Moisés A. Mizrachi fue presidente del Distrito 23 de la B.B .I. y programaron encuentros entre los dirigentes de la B'nai B'rith sudamericana, formada por logias de Brasil y de otros países más, al sur del continente.

Por su parte, B'nai B'rith International seguía con atención la actividad de estas organizaciones en los países de América Latina y establecía contactos entre éstas y las logias de Norteamérica.  Era propio que uno de sus voceros fuese el Arq. Ricardo Holzer, quien en el transcurso de pocos años, fue nombrado en un alto cargo de B.B.I. Una de las tareas asignadas al Arq. Holzer fue supervisar las acciones más sobresalientes y las convenciones celebradas por las logias y distritos B'nai B'rith de América Latina.

Sería adecuado editar un libro completo acerca de las tareas ejercidas y el liderazgo de estos tres panameños, Arq. Ricardo Holzer, Joseph E. Harari y Moisés A. Mizrachi, con el fin de plasmar sus logros en el trayecto ascendente de las logias B'nai B'rith de América Latina, sus oficinas de ejecución y difusión de los Derechos Humanos, y en la preservación de la enseñanza continua que merecen las nuevas generaciones en los rubros que aquí mencionamos.

Que descansen en paz nuestros queridos amigos, Joseph E. Harari, Joe; Moisés A. Mizrachi, Moi, y Arquitecto Ricardo Holzer, llevando con satisfacción la gallardía de sus actos en la paz de la vida eterna, y el reconocimiento de quienes les decimos hasta pronto.

Editora profesional.