27 de Nov de 2022

Columnistas

La cultura 'nöbe' y la literatura en acción

“Como panameños, estamos llamados a conocer las expresiones culturales de nuestros pueblos, parte fundamental de nuestra identidad y raíces […]”

La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobada por la Asamblea General, en su 107ª sesión plenaria, el 13 de septiembre de 2007, establece, en su artículo 13, que son derechos universales de nuestros pueblos indígenas los de: revitalizar, utilizar, fomentar y transmitir a las generaciones futuras sus historias, idiomas, tradiciones orales, filosofías, sistemas de escritura y literaturas, y atribuir nombres a sus comunidades, lugares y personas, así como a mantenerlas.

Revitalización que resultó muy clara y plenamente ejercida por la Dra. Luz Graciela Joly Adames, antropóloga, quien, en su condición de profesora-investigadora de Antropología y Sociología Rural en el Ceiachi de la Fcaup, e invitada especial durante la sesión de análisis de lectura desarrollada en días pasados por el Club de Lectura Abierto de Panamá: Creciendo Juntos, nos comentó cómo, para el año 1982, animó y convenció a su entonces alumno, miembro de la etnia Nöbe, Roger Séptimo, para compilar en una obra las vivencias y saberes particulares de su región.

El resultado, una extraordinaria obra publicada en 1986 en Kugü Kira Nie Ngäbere/Sucesos Antiguos Dichos en Guaymí (Etnohistoria Guaymí), por la  Asociación Panameña de Antropología, con el Convenio PN-079 de la Fundación Inter-Americana (FIA), gestionada por el Dr. Mac Chapin; cuyo valor resultó incalculable, al transformarse no solo en una externalización y difusión de la Cultura Nöbe, parte integral de nuestra cultura como nación; sino que además ha servido de instrumento para la puesta en escena de la “Literatura” como instrumento real de cambio y educación.

La literatura en acción, reconstruyendo y edificando los caminos

Las etnohistorias “Chico, Döido, Gö Caballero, Metobo Amlen, Mirombo, Cronombo, Metobo, Nici Köguatda, Ñaglon Bata Sö (El Sol y la Luna), Rey Montezuma, Rogara Meto y Tain Vega, contadas desde el corazón mismo de nuestra etnia Nöbe, abordan tópicos de relevancia y sensibilidad, como: el rol de la mujer, el hombre, la familia, el reconocimiento de las mujeres, a través de la figura tradicional del “Suguiá”, sabios, que gozaban de la aceptación de todo el pueblo, el cual los consultaba para la solución de los problemas que les aquejaban, y que, en este caso, eran luz y guía, al compartir su sabiduría y orientación; ejercida inicialmente por los varones, y ya con el paso del tiempo, como nos comenta el profesor Álvaro Alvarado Ojo, igualmente por las mujeres, como muestra de su empoderamiento y reconocimiento dentro del desarrollo histórico; como responsable, incluso de transmitir información cultural y enseñanzas; las Ceremonias religiosas como las “Vigilias”, donde resalta la preparación de la bebida del “cacao”, fruta sagrada; el Guararé, ritual de perforación de las orejas de los niños con la espina de una mantarraya, para protegerlos contra las descargas de los rayos; la lengua el ngäbere, proveniente del lenguaje Macro-Chibcha, distinguido de los dialectos, estos últimos, variaciones regionales del lenguaje, entre otros; exaltando los valores de la unidad familiar, el respeto, la responsabilidad, etc. Conocimiento que tuvimos el honor de adquirir durante la sesión de lectura, realizada en días pasados, bajo la dirección en esta ocasión del Lcdo. David Alexander Bernal, miembro del Club de Lectura Abierto de Panamá: Creciendo Juntos, quien nos acompañó desde Chile, donde reside.

Una muestra tangible de la eficacia y alcance de la Literatura fue la comentada por la profesora Yoira Gaitán que la obra “Ñaglon Bata Sö: El Sol y la Luna”, quien nos indica cómo han sido utilizadas estas lecturas, como herramienta clave de enseñanza y sensibilización”. “Se forma un círculo que inicia con una toma de cacao, seguido de la lectura del cuento, el cual se abre a debate”. Metodología a través de la cual, aprovechando las vivencias de sus antepasados, se reconstruyen caminos, se cultiva conocimiento, y se refuerzan valores; entre otros, sobre cómo trabajar la tierra, el papel del hombre, la mujer, la familia; e incluso, temas de salud sexual y reproducción; en síntesis: “SANACIÓN”.

Mediante el texto narrado por, y dentro de la etnia Nöbe, se ilustra sobre nuevas formas de actuar; constituyendo esta obra en particular, una “riqueza para trabajar el tema de violencia de género y sexualidad, como motivación para el control y la salud en general”.

“Nun roae kugwe kira niebare nuen”: nuestros abuelos nos contaron historias; realizada por el reverendo Sarsanedas, es otra belleza narrativa de la cultura Nöbe, igualmente enriquecedora y deliciosa, presentada en forma de fábulas, la cual invita a profundizar en estas viejas formas de conocimiento, uniendo con la palabra, la cultura panameña, rica y llena de sabiduría, expuesta para ser compartida y valorada.

Como panameños, estamos llamados a conocer las expresiones culturales de nuestros pueblos, parte fundamental de nuestra identidad y raíces; por lo que, sin duda, la sesión resultó muy gratificante, en la que, como siempre, a través del análisis y aporte de cada integrante del grupo, en conjunto con los invitados, continuamos en el camino de la lectura, sendero inequívoco de sabiduría y desarrollo para toda nación, esta vez, uniéndonos y conociendo expresiones de la cultura Nöbe, como parte integral de la cultura panameña, nuestra cultura.

Nuestras felicitaciones y agradecimiento a la Dra. Luz Graciela Joly Adames, al Ing. Roger Séptimo, así como a las profesoras Yoira Gaitán y Laura Nieto Gruña, por compartirnos sus experiencias y mostrarnos cómo la Literatura es capaz de unir, educar y transformar; abriendo nuevos senderos, llenos de aventura, deleite y conocimiento, así como la invitación, junto a una taza de cacao, para desarrollar y conocer a través de la lectura, la riqueza cultural de nuestro Panamá.

(*) Miembro del Club de Lectura Abierto de Panamá: Creciendo Juntos.