28 de Nov de 2021

Columnistas

Japón y Panamá en las cuencas hidrográficas de América Latina

“Un eficiente manejo de cuencas garantiza avances con saldos positivos para todos”

Funcionarios y técnicos de ocho países latinoamericanos culminaron un curso singular en Panamá, sobre manejo integrado de cuencas hidrográficas. Pudiera ser una actividad más de transferencia de tecnología; en un lugar donde concurrirían los interesados y se volcarían a tratar sobre la notoriedad de estos ecosistemas, la capacidad para concentrar la vida silvestre y sus complejos sistemas de funcionamiento independiente o en contacto con humanos.

El asunto es más complejo de lo que aparenta. Para su realización, tuvieron que asociarse dos naciones: Panamá y Japón; y convocar a escala internacional, a entidades, empresas e instancias municipales y no gubernamentales para recibir candidatos. No ocurre por primera vez: es la cuarta oportunidad que tiene lugar y en una segunda etapa. La gestión en Panamá es el modelo utilizado en el programa académico desplegado.

La relación entre Japón y Panamá es casi tan antigua como la República. Tan solo un par de meses después de establecido el nuevo Gobierno, el 7 de enero de 1904, ambos decidieron iniciar sus relaciones diplomáticas; pero los vínculos son previos, como menciona un boletín de la embajada japonesa: “La historia de los intercambios entre ambos países se remonta al período anterior a la separación de Panamá de Colombia”.

El desarrollo es el ámbito histórico en que se sustentan ambos intereses. Tanto las actividades marítimas como un espacio muy particular: el fortalecimiento de las iniciativas agropecuarias y el acrecentamiento de las capacidades de la población rural. Desde hace más de veinte años, se ha promovido un esquema de actividades de formación en que mujeres, niños y grupos vulnerables se involucran en tareas provechosas, pero con otra filosofía.

Surge así el concepto de manejo de cuencas, pero de una manera diferente. No es solo la intervención de un extensionista, quien dirige la transferencia en una sola dirección; sino que él asume un papel y trabaja en forma horizontal para posibilitar, a la comunidad el involucrarse, así como elevar sus potencialidades y pasar de la pobreza a una etapa de centros de producción con actores de un mercado para las cosechas y crías de especies locales.

Todo este avance toma en cuenta, fundamentalmente, que el escenario de labores es una cuenca determinada, donde se producen un sinfín de interacciones. Lo importante es la dinámica agrícola en función de mantener los servicios que brinda el lugar sin romper esa especie de lógica tradicional. Es decir: sin alterar el suelo ni contaminar el agua o deforestar. De igual alcance es la descontrolada profusión de desechos de las actividades humanas.

Durante una semana, los capacitados tuvieron oportunidad de conocer cómo funciona el enfoque participativo en el manejo integrado de cuencas. Estuvieron en contacto con colegas que expusieron casos de sus áreas de desempeño, opciones seguidas, los riesgos y peligros como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la pérdida de la calidad en el agua y en otros recursos naturales.

Japón ha establecido en Panamá tres diferentes centros que han estimulado la instrucción en tecnologías: uno en Río Hato (Coclé), otro en El Cacao, Capira (margen oeste del Canal de Panamá) y, más recientemente en Alhajuela (oriente de la vía interoceánica) en las provincias de Panamá y Colón. Son verdaderas agroindustrias que distribuyen sus cultivos en las poblaciones cercanas y contribuyen a garantizar la seguridad alimenticia.

Con este intercambio, nos hemos convertido en un punto para hacer visible la colaboración, en cuanto a las perspectivas de los programas concebidos por los dos socios. Lo anterior va más allá de lo meramente formal y empieza a dejar resultados que admiran a las organizaciones vecinas y, ahora han llegado a constituirse en ejemplos para la transferencia de conocimiento.

Un eficiente manejo de cuencas garantiza avances con saldos positivos para todos.

Periodista

***