03 de Dic de 2021

Columnistas

Colón: otra vez en las calles

“[…], exhortamos al señor presidente, Nito Cortizo, a que, más que discursos vacíos y emocionales, sea realista y lleve a cabo en Colón un verdadero plan de desarrollo […]”

Hace unos días, próximo a su salida del país, el señor presidente, Nito Cortizo, en medio del interrogatorio de periodistas y vinculado al paro y sus consecuencias en la provincia de Colón, señaló “ser respetuoso de la democracia”, olvidándose de que ese respeto va más allá de reprimir y castigar, implica respetar los derechos ciudadanos, la dignidad colectiva, el derecho a la vida decorosa y a la satisfacción de necesidades básicas.

Es cierto que “la democracia tiene límites”, pero también tiene normas y una Carta Magna que legitima y pauta la dignificación de la vida en sociedad. Es competencia del Gobierno de turno administrar eficazmente el Estado, de tal suerte que le proporcione a cada hijo de vecino lo fundamental; es decir, justicia, desarrollo social, disfrute del usufructo de la riqueza del país, participación ciudadana en todo lo que tenga que ver con los bienes colectivos, tales como: puertos, explotación minera, proyectos regionales, planes laborales, etc.

No obstante, estamos convencidos de que para Colón No se tiene un proyecto de desarrollo coherente que, desde la perspectiva real y objetiva del colonense, resuelva toda la problemática génesis de paros, manifestaciones, cierres y demás formas de descontento popular. Llegan voceros presidenciales a marear, a engañar, a hacer uso de demagogia y de toma de pelo a dirigentes y otros que se sientan pacientemente en las mesas de diálogo.

Es cierto que los problemas de Colón no son nuevos, que llegó la COVID-19 y creó enormes gastos públicos que, quizás, hayan incidido en el curso de la gestión presidencial, pero no hay excusa para, de ser necesario, declarar a Colón “zona de emergencia” y volcar parte de la comitiva ejecutiva para darle otra cara a nuestra ciudad, crearle las condiciones propicias para la inversión, para disminuir los índices de desempleo, para robustecer la actividad econocomercial y otras similares, de tal manera que nos integremos a la prosperidad nacional.

Una vez más Colón, masivamente en las calles para exigir atención gubernamental, en medio del silencio y ausencia de sus autoridades locales, en medio de calles destruidas, estructuras deplorables, aguas servidas, desempleo, sin un horizonte definido y con la vocería de sus dirigentes exigiendo que se revierta en la provincia lo que en dinero genera la actividad económica en esta parte del país.

Basta ya de tratarnos como provincia de segunda o tercera categoría, exhortamos al señor presidente, Nito Cortizo, a que, más que discursos vacíos y emocionales, sea realista y lleve a cabo en Colón un verdadero plan de desarrollo debidamente concebido, sin dar cabida al oportunismo partidista y al clientelismo político, que tanto daño han hecho al país.

En el Mes de la Patria, mejores días para Colón.

Docente

***