Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Columnistas

Canal - educación - salud

“Las herramientas que necesita el pueblo no son pico y pala: son Educación y Salud. El Canal lo puede financiar, solo falta que tomemos la decisión de hacerlo”

El Gobierno nacional de Panamá recibió del Canal, en este año fiscal, más de dos billones de dólares y se espera que esta cifra siga aumentando. Esta información ratifica que nuestro país no es un país pobre. Si a esto le agregamos que Panamá genera miles de millones de dólares, de ganancia de empresas que saquean nuestro cobre a cambio de un creciente deterioro ambiental del corredor biológico y le agregamos que otra empresa maneja el monopolio de los puertos en el Canal, sin que Panamá se beneficie, por lo contrario, se perjudica en estos dos últimos ejemplos.

Si reflexionamos sobre el uso más eficiente y transparente de los ingresos del Canal, podríamos coincidir con el administrador del Canal en darle un uso específico a esos ingresos. No solo para que los panameños se sientan más parte del Canal, sino para que esos dineros lleguen a los panameños; pero no en forma de pollos y jamones con sobrecosto, sino de una manera eficaz.

Hay dos servicios que son fundamentales y prioritarios para toda sociedad: SALUD y EDUCACIÓN. Si tenemos una sociedad sana y educada, no tendremos necesidad de crear planes de trabajo ni de luchar contra la corrupción; porque esa sociedad sana y educada sería la que lo impediría, la que proponga y ejecute planes de desarrollo. Es decir, no permitirá que los gobernantes de turno vendan nuestros recursos minerales a costa de una degradación ambiental que atenta contra la salud de todos los panameños, incluyendo su flora y su fauna.

Cada vez que nos enteramos de un escándalo de corrupción pensamos, “allí van los ingresos del Canal”. Cuando los ranchos, jardines de bailes e iglesias hacen de escuela, preguntamos dónde están los ingresos del Canal. Si pudiéramos invertir en la salud preventiva, en hospitales contar con el adecuado equipo médico, podríamos mejorar la calidad de vida de todos los panameños.

Se requiere de un pacto nacional que permita modificar el destino final de los ingresos del Canal, que se destinen exclusivamente para educación y salud; todo lo demás vendrá por sí solo para el mejoramiento de los niveles de vida de la población. Las herramientas que necesita el pueblo no son pico y pala: son Educación y Salud. El Canal lo puede financiar, solo falta que tomemos la decisión de hacerlo.

Profesor de la Universidad de Panamá.