Temas Especiales

27 de May de 2022

Columnistas

Día del Calipso y Calipsonian Panameño

En días pasados, la Fundación Pipo Navarro y el Centro de Estudios Afropanameños (Cedeap) presentaron la tan anhelada iniciativa de anteproyecto de ley que busca declarar el 17 de octubre de cada año, el Día del Calipso y Calipsonian Panameño y al Calipso Panameño, patrimonio cultural inmaterial de Panamá.

En días pasados, la Fundación Pipo Navarro y el Centro de Estudios Afropanameños (Cedeap) presentaron la tan anhelada iniciativa de anteproyecto de ley que busca declarar el 17 de octubre de cada año, el Día del Calipso y Calipsonian Panameño y al Calipso Panameño, patrimonio cultural inmaterial de Panamá. La iniciativa presentada ya fue declarada como viable y esto significa que hay grandes posibilidades que sea prohijada y se convierta en ley de la república en 2022.

Se sabe que el calipso llegó a Panamá procedente de Trinidad & Tobago y Barbados, con la primera oleada de afroantillanos que fueron reclutados para la construcción del Canal de Panamá. Las comunidades de afroantillanos que se fueron asentando en nuestro territorio, se distinguieron de las demás poblaciones de inmigrantes por su estilo de vida, costumbres, educación, gastronomía, religión, idioma y música. Esta última, el calipso, es reconocido por su gran aporte al patrimonio nacional y por ser una manifestación viva de la cultura panameña desde aquella época hasta la actualidad.

Cabe destacar que una vez en Panamá, el calipso tradicional ejecutado en los barrios y eventos populares, a base del yukalele, banjo, tumbadora y el bajo de balde empezó a nutrirse en otros escenarios de instrumentos como: piano, bajo, timbal, saxofón, bongó, congas, flauta, trompetas y trombones. Es por esta fusión cultural musical, por lo que el calipso panameño es considerado por muchos conocedores: patrimonio cultural inmaterial de todos los panameños. Además, sus letras testimonian hechos, pensamientos y sentimientos de la vida real; lo que lo convierte en valiosas crónicas sociales dignas de ser utilizadas como reseñas históricas.

En ese sentido, el calipso panameño, como expresión musical urbana, es llamado a ser igual de importante que la música típica de nuestras provincias centrales. Por tanto, es necesario su correcta valoración, preservación, divulgación y protección como símbolo de nuestra afro descendencia y muestra aún viva de nuestra identidad cultural de nación caribeña. Cabe señalar que el género musical del calipso panameño se desarrolló principalmente en las provincias de Bocas del Toro, Colón y en la zona metropolitana de ciudad de Panamá: en los barrios de Calidonia, Marañón, y Río Abajo. El calipso panameño es considerado por los panameños afrodescendientes como una auténtica expresión musical de su etnia y parte esencial de su identidad cultural.

El perfil actual de esta manifestación cultural presenta características específicas en la interpretación musical, la construcción de sus letras, sus temas y contenidos, rasgos y giros melódicos, y su ejecución vocal e instrumental, por lo que se considera una expresión musical única de Panamá, emergida de procesos culturales históricos como consecuencia directa de la construcción del Canal de Panamá.

El mayor exponente de todos los tiempos de calipso panameño fue Wilfred Methusiel Berry Gonin, mejor conocido en el mundo del género musical del calipso como “Lord Cobra”. Nacido en isla Bastimentos, Bocas del Toro, el 17 de octubre de 1932, desarrolló su carrera musical entre su natal Bocas del Toro, Colón, y la Ciudad de Panamá. Por su talento, trayectoria internacional, originalidad y aporte cultural a nuestro país, es uno de los calipsonian panameños (mote con que se le conoce a los intérpretes de este género) más destacados de todos los tiempos.

Sin embargo, el desarrollo y éxito de este género musical fue también posible por los aportes de otros grandes calipsonians y músicos panameños como: Lord Kontiki, Lord Kitty, Sir Jablonsky, Lord Delicious, Two Gun Smokey, Sir Valentino, Black Majesty, Lady Trixie, Alonso Wilson, Lord Byron, Armando Machore, Leslie George, Lord Wimba, Lord Panama, Estribí, Biekito, Ringing Bell, Pedrito Altamiranda, entre otros. De la misma manera, han destacado grupos musicales como los Diggers, Descendant Calipso Band, Grupo Amistad, Los Beachers, Caribbean Sweet Band, entre otros.

Esta exaltación del calipso panameño no solo es un anhelo del movimiento social afro panameño y una manera de honrar como se merecen a estas glorias de la cultura popular de nuestro país, sino que hará que nuevas generaciones de panameños se interesen más por su historia y comprendan mejor sus tradiciones.

Empresario