09 de Dic de 2022

Columnistas

¿Los incentivos sin coimas?… Ocho mil millones anuales que dejamos de recibir

Que le parece don Dimas, que estoy demasiado triste y paradójicamente contento por el futuro de este istmo panameño, tan querido como hermoso.

Que le parece don Dimas, que estoy demasiado triste y paradójicamente contento por el futuro de este istmo panameño, tan querido como hermoso.

¿Y esa vergüenza tan extraña por qué compa Gestas?

Se lo digo porque así lo siento y es que muchas empresas extranjeras reciben sin necesidad exagerados incentivos autorizados por los gobiernos, cuando esas inversiones están en suelo panameño porque les conviene y mucha gente preparada de aquí y de afuera, que saben como se hacen las maracas sostienen que ni remotamente esos negocios pensarían en irse de aquí aún sin los ilógicos incentivos que les dan los gobiernos de la mano de los políticos aviesos.

¿Bueno don Gestas y por qué no se irían si les quitan los incentivos? Ah, bueno tan solo por nuestra posición geográfica, por el canal, zona libre, centro bancario y el dólar que llevamos nosotros en el bolsillo derecho, más la seguridad que todavía reina en Panamá.

¿Por qué se rasca la cabeza don Dimas como un perro con las orejas pobladas de pulgas? No, no son pulgas ni garrapatas, ni tengo el mérito de ser un perro en este país de mierda ni en el paraíso celestial, tampoco, es que todavía no me he curado las caspas por el viejo entramado de corrupción CEMIS, que estuvo a punto o fue enterrado para siempre.

A ver don Gestas prosiga no me haga caso y dígame actualmente y olvidándose del CEMIS, como cuanto dinero dejamos de cobrar al año en incentivos hoy día “hombe”.

Mire Don Dimas que más o menos y creo que más, como 8,000 millones de dólares anuales.

¡Carajo! ¡Casi dos veces lo que nos costó la ampliación del canal! Y dígame con la mano en el pecho, no son desproporcionadas esas ventajas, no podrían ser a la mitad porque con ese dineral por decir algo todos nuestros muchachos estudiarían gratis en formidables escuelas con los tres golpes de comida al día, incluido postres más las chichas en almuerzos y cenas.

¿Bueno, cuénteme don Gestas, cuáles son esas empresas extranjeras, nacionalizadas o nacionales, si saber se puede y no es secreto, que obtienen semejantes canongías y me interesa saber además si no es grave delito el saberlo quienes están detrás de estos negocios beneficiándose muy particularmente de bienes o recursos del estado?

Mejor se lo digo en la próxima conversa, pero vaya pensando en minas, trenes, puertos, autopistas, aereopuertos, mercados de pollos, turismo. Pero mire, compa, duerma, duerma sus siestas a piernas sueltas que es saludable. Esas empresas jamás se irán de aquí, nunca, ¿Pero por qué no rebajamos a la mitad esos beneficios cobrando menos coimas y se los damos a guardar a la CSS?... ¿A mí? (que los que me conocen dirán que estarían superseguros), o a lo que queda del Banco Nacional de Panamá por decir algo antes de disfrutar los bollos de maíz nuevo con café, de la primera coa del 2022.

Economista, escritor costumbrista