09 de Dic de 2022

Columnistas

El Centro de Estudiantes de Derecho y la lucha de 1977

Olimpo Sáez M. , le brinda a la comunidad nacional el libro: “El Veranillo Democrático” de Omar Torrijos y Nosotros, 45 años después.

Olimpo Sáez M., le brinda a la comunidad nacional el libro: “El Veranillo Democrático” de Omar Torrijos y Nosotros, 45 años después. En diez capítulos presenta las experiencias vividas en la década de 1970. En 1972, el general Omar Torrijos le impuso al país una nueva Constitución Nacional, aprobada por un nuevo sistema de representación popular, una cámara de 505 representantes. Dicha Constitución, en el artículo 277, lo nombraba Jefe Máximo de la Revolución +panameña, asumiendo “todos los poderes”, de un gobernante. Era ni más ni menos una “dictadura militar” que luego Torrijos la llamó dictadura con “cariño”, nos dice Olimpo en el libro “El Veranillo Democrático” de Omar Torrijos y Nosotros.

El país se encontraba bajo la dictadura militar, con la proscripción de los partidos políticos, la restricción de las libertades democráticas, un control absoluto de los medios de comunicación social. Es por ello que la lucha que se desarrolló, en el 77, no está registrada en ningún medio impreso. Olimpo destaca en el libro la militancia y el trabajo en la organización del Círculo Camilo Torres y el Círculo de Acción Nacional (CAN).

Es agradable encontrarse, en la presentación del libro, con compañeros que vivimos hace 45 años y que tuvimos la energía, el espíritu y la valentía de luchar contra la dictadura “dura“ y la “blanda”.

En el Capítulo 03 Titulado El “Veranillo Democrático”, Olimpo reconoce y le dedica el capítulo a: Miguel Vanegas Sánchez, Jorge Flores (QEPD), Eligio Salas (QEPD), Herasto Reyes (QEPD), Alejandro Pérez Saldaña, Gumercindo Domínguez (QEPD) Andrés Vega Domplín (QEPD), Alejandro Pérez García, Rafael Zúñiga, Ismael Jaramillo, Nelita Fernández.

El Dr. César Quintero, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Panamá, le llamó ”Veranillo Democrático”, al espacio de libertades públicas que Torrijos había concedido a un grupo de estudiantes de Derecho que se habían atrevido a dialogar con él sobre la necesidad de libertades públicas para todos los panameños y debatir los Tratados de 1977.

El Centro de Estudiantes de Derecho, en 1977, estaba dirigido por Vanguardia Popular (VanPop) y la Liga Socialista Revolucionaria (LSR) y había recibido el apoyo táctico del Círculo Camilo Torres (CCT), sin pedir nada a cambio. Los mítines, las marchas internas en la universidad, se daban en la mañana y en el turno nocturno. Fue la Facultad de Derecho el escenario desde dónde se dirigió la lucha del movimiento estudiantil en contra de los tratados. La reunión llevada a cabo el día 14 de septiembre de 1977, a las 11:00 a.m., con los grupos estudiantiles encabezados por el Centro de Estudiantes de Derecho, Olimpo y el CCT. Los acuerdos logrados en dicha reunión fueron los siguientes: Ya Torrijos el 9 de septiembre había anunciado que el Plebiscito sería el 23 de octubre, por lo que se le planteó 1). La falta de democracia y de libertades públicas para el momento del debate y del Plebiscito del 23 de octubre de 1977. Nadie conoce lo negociado. El 7 de septiembre Torrijos firmaba en la OEA los Tratados, se publicaron los en Español en Panamá. 2). Se mantendrían las bases militares por 23 años más después de la firma de los Tratados, y 3). El Tratado de Neutralidad Permanente para la Defensa del Canal no era más que un Tratado a Perpetuidad que los negociadores disimularon usando la palabra “permanente” con derecho a la intervención militar de estar el Canal en peligro.

En la reunión con el general Torrijos se logró, que los grupos estudiantiles opuestos a los tratados dieran a conocer su posición al pueblo panameño por medio de un programa semanal en la televisión, participaran en la radio oficial y cada grupo tendría una página semanal en el periódico oficialista. La oposición a los tratados logró avanzar y el gobierno suspendió las publicaciones en los periódicos una semana antes plebiscito, aduciendo que se les había acabado el papel…

Nuestro agradecimiento a Olimpo por escribir parte de este pasado histórico y dar a conocer a las nuevas generaciones una experiencia de lucha muy rica, experiencia que pese al régimen militar se logró llevar a cabo en función de obtener la soberanía en todo nuestro territorio. Con el debido respeto les invito a que lean el libro.

Educadora