• 12/10/2016 02:00

¿Dubai para qué?

Por muchos años nos sentimos orgullosos de decir que Panamá era más que un Canal, y así vivíamos felices

En los periódicos y la TV insisten en llamarnos ‘Panamá, la Dubai de Centro América ', expresión que utilizan para demostrar el desarrollo económico de los últimos años y lamentablemente, pareciera que la mitad del mundo piensa lo mismo, pues se ha venido a meter a Panamá, y los que no están, vienen en camino, favorecidos por la desastrosa política migratoria del presente Gobierno.

Por muchos años nos sentimos orgullosos de decir que Panamá era más que un Canal, y así vivíamos felices, con los desgobiernos de turno, pero vivíamos los panameños, comíamos los panameños, hablábamos los panameños, paseábamos los panameños, a lo panameño. Con estas ínfulas de grandeza, promovidas por nuestros políticos y ciertos sinvergüenzas, lo que han logrado, es saturar a nuestro país de extranjeros, a ciencia y paciencia de nuestra Cancillería.

A mí, al igual que a la gran mayoría de los panameños, que aún quedamos en Panamá, no nos importa ni nos sirve para nada el PIB, POP o PLOT; lo que nos importa es que la comida está cada día más alejada de nuestra paila por lo costosa (aunque para los gobernantes sea mentira); que la seguridad ciudadana se fue de vacaciones permanentes, por lo que vivimos aterrados y encerrados en nuestras casas que parecen fortalezas medievales; ni hablar de la salud, la educación y las carreteras.

La verdad ya es tiempo de que comencemos a pensar ‘pa'dentro ', para ver de qué manera podemos arreglar nuestro país. De salida, HAY QUE CERRAR LAS FRONTERAS, olvídense del ‘altruismo internacional ', mientras en Panamá haya panameños que no tienen qué comer o no tienen donde dormir o donde tratarse adecuadamente sus enfermedades, para poner unos ejemplos; Panamá no debe invertir ni un centavo en extranjeros, ya que la primera y eterna responsabilidad del Gobierno de Panamá tiene que ser con y para los panameños, así de simple.

La sobresaturación de extranjeros en nuestro país es elocuente y dañina; ¿por qué ustedes creen que en menos de 6 meses se han colmado nuestras calles de autos y de motos, casi a cualquier hora? Por los extranjeros que vinieron a ‘Dubai ' a hacer lo que no pueden hacer en su tierra.

Yo quisiera volver al Panamá de mi juventud, cuando caminábamos por cualquier lado, de día o de noche, sin temor a que nos asaltaran o nos dispararan. Días en que la comida estaba accesible a todos y contábamos con uno de los servicios de salud mejores de América. Días en los cuales se apreciaba la vida humana y un asesinato era motivo del repudio general y el bochinche de un mes.

Hoy, con todo nuestro modernismo y avance, nos hemos deshumanizado y peor aún, despanameñizado; si queremos continuar como país, si pensamos en un mejor futuro para nuestros hijos y nietos, ya es hora de que desenterremos nuestras raíces, bebamos del caldo de ellas y empecemos una campaña, a nivel nacional, para proteger nuestro gentilicio, que con mucho orgullo es panameño .

DOCENTE

Lo Nuevo
comments powered by Disqus