Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

Reclamo justo, pero...

N o se puede negar que la lucha de los docentes por mejorar sus condiciones laborales es un reclamo justo. Mientras Panamá no mejore la ...

N o se puede negar que la lucha de los docentes por mejorar sus condiciones laborales es un reclamo justo. Mientras Panamá no mejore la calidad de la educación, su capacidad de transformación será mínima, no importa cuántos rascacielos se alcen en la capital. Y para fortalecer la formación de los estudiantes es indispensable primero hacer lo propio con los docentes. No podemos pedirle a los maestros calidad, esfuerzo y dedicación cuando sus salarios se encuentran entre los más bajos de la sociedad. Es increíble, pero cierto. En ingresos netos, una empleada doméstica termina ganando más que un docente que tiene que pagar arriendo, transporte, servicios y comida con un salario apenas algo superior. Pero no es posible pretender que el retraso salarial se cubra en unos pocos meses. El aumento tendrá que ser paulatino y acorde con las condiciones del país. Por eso, señores docentes y señora ministra, llegó la hora de concertar, no de pelear. El país espera de ustedes ejemplo y sensatez.