Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

¡No hay excusa!

Lo hemos dicho: Los centenares de afectados por el jarabe envenenado de la CSS merecen ser debidamente resarcidos de los daños causados....

Lo hemos dicho: Los centenares de afectados por el jarabe envenenado de la CSS merecen ser debidamente resarcidos de los daños causados. Quienes cometieron semejante error que costó tantas vidas deben pagar por su negligencia. Lo ilógico de la investigación que hace el Ministerio Público es que primero presenta una vista fiscal incompleta que la Corte ordena ampliar y, luego, se afana en señalar culpables sin un sustento realmente creíble. Exigimos la verdad, no que se cometa otra injusticia solo con el ánimo de calmar la presión. Mantener detenido a Teófilo Gateno, cuando está consignado que no es el dueño de la empresa Medicom, no tiene razón de ser y quien persiste en esta injusticia merece igual castigo que los que cometieron la negligencia de los jarabes envenenados. No hay que ir tan lejos: primero los funcionarios de la CSS que no verificaron la sustancia. Para ellos, igual hubiera sido cianuro o glicerina. Y eso está probado.