Temas Especiales

29 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

Simple matemática

Es obvio que la percepción pública de los líderes transportistas y los conductores de buses no es la mejor y que justificadamente se gan...

Es obvio que la percepción pública de los líderes transportistas y los conductores de buses no es la mejor y que justificadamente se ganaron el repudio de la sociedad. Empero, al pan, pan y al vino, vino. El salario ofrecido a los conductores del Metrobús, que a la postre serán los mismos conductores de los diablos rojos, es ridículo comparado con lo que actualmente devengan. La matemática simple indica que ellos están recibiendo no menos de 40 dólares diarios, trabajando seis días a la semana da 240 dólares, lo que multiplicado por cuatro semanas del mes suma 960 dólares. Pretender que acepten 480 dólares y continúen manteniendo el nivel de vida que actualmente llevan es llamarse a un engaño y someter a los usuarios del transporte a un peligro. Y es peligro, porque un conductor mal pagado, lo menos que está pensando es en la carretera. En esta, los conductores tienen la razón.