Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Una deuda histórica

Mañana se cumplen 43 años de la desaparición del sacerdote Héctor Gallego y se sigue ignorando qué le pasó

Una de las víctimas más emblemáticas de la dictadura militar que rigió en Panamá entre el 11 de octubre de 1968 y el 20 de diciembre de 1989, es sin duda el sacerdote colombiano Héctor Gallego. Desaparecido el 9 de junio de 1971 en circunstancias que hasta ahora no han terminado de esclarecerse, fue un cura bueno, de esos que se involucran con las causas de los más humildes. La huella que dejó a su paso por la comunidad campesina de Santafé de Veraguas, sigue hoy tan vigente como si nunca se hubiera ido de allí. Organizó la cooperativa del lugar y por ello enfureció a los gamonales del área que, hasta su llegada, explotaban al campesinado a sus anchas y sin que el llamado ‘gobierno revolucionario’ moviera un dedo para tratar de hacerle justicia a esos compatriotas desfavorecidos. Desde el 9 de junio de 1971, la Iglesia Católica panameña emprendió una cruzada clamando por conocer qué le sucedió al cura, sin que ninguno de los involucrados haya querido hablar para esclarecer los hechos. El encargado de hacer los trabajos sucios en ese entonces para la dictadura, que pena condena en El Renacer, tampoco ha querido decir nada sobre este caso. Se irán todos de esta vida, cargando con ese secreto pecado. La justicia divina se encargará de ellos.