Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Más de lo mismo

A pesar de que el gobierno de Juan Carlos Varela se vendió como algo distinto al pasado, malas prácticas siguen

No habrá partidas circuitales; sin embargo, los diputados siguen disponiendo de dinero del Estado para impulsar su imagen y, de paso, adquirir funciones que no les corresponden. El Ministerio de Economía y Finanzas ha dado el visto bueno para que la Asamblea Nacional se gaste 1.5 millones de dólares, repartidos entre los 63 diputados que hay, hasta ahora. 25 mil por cabeza que serán usados para comprar bonos de supermecado que se repartirán entre los electores de sus respectivos circuitos. Adolfo Valderrama defiende la acción y dice que los bonos son distintos a las bolsas de comida. ¿En qué son distintos? es la pregunta. Este gobierno habla de que hay que contener el gasto público, apretarse los pantalones porque las finanzas del país andan mal y, sin embargo, acepta y aprueba medidas como ésta. Punto y aparte es la diptuada Ana Matilde Gómez, quien, dignamente, rechazó la partida y, no solamente eso, sino que, además, denunció lo nefasto de la medida acuerpada por el resto de sus colegas diputados y la censuró. El pueblo votó el 4 de mayo y mandó un claro mensaje de que quería que en Panamá las cosas tomaran un rumbo distinto al de los pasados cinco años. Con estas cosas pareciera que los políticos no terminan por entender el designio popular.