12 de Ago de 2022

  • Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

    Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Luz de la calle...

Mientras el presidente atiende asuntos internacionales, su pueblo reclama su atención

Bien lo dice el refrán: ‘Luz de la calle, oscuridad de su casa’. Mientras el presidente sonríe en Davos y le habla al mundo de la maravilla de país que tenemos, acá adentro, su gente pide que los mire. Los indígenas de Barro Blanco han pedido que el mandatario los atienda el próximo 10 de febrero para hablar sobre el proyecto de la hidroeléctrica. Los indígenas han pedido hablar directamente con el presidente, no quieren más comisión de alto nivel ni quieren mensajeros. Dirán que somos presidencialistas y que hay gente que puede atender esas cosas. Sí, pero también hay gente que podía ir a Davos y atender esos asuntos por allá. Además, él ya sentó un precedente cuando se fue, a la brava, a negociar con los conductores de Metrobús. Si estuvo para los conductores de Metrobús, ¿por qué no estar para los pueblos indígenas? Este tema de Barro Blanco ya lleva mucho tiempo y ya es hora de que se resuelva. Los pueblos originarios han sido pisoteados y vilipendiados por muchísimos años. Es hora de que se les respete, se les reconozca y, sin sacrificar el bienestar del país (pero tampoco sacrificándolos a ellos) se llegue a una solución. Es imperdonable que estos pueblos, que viven entre tanta riqueza natural, se encuentren sumergidos en tanta miseria. Los indígenas también son del pueblo y deben estar primero.