Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Decisión histórica, pero que compromete

En los años 70, el entonces ‘Gobierno Revolucionario' adquirió en España una flota de autobuses marca Pegaso

En los años 70, el entonces ‘Gobierno Revolucionario' adquirió en España una flota de autobuses marca Pegaso, que distribuyó entre las operadoras existentes en esos momentos: la Corporación Única de Transporte (CUTSA) y la Cooperativa Metropolitana de Transporte (Coometrap). La gestión resultó un fracaso. Los autobuses, sin piezas de respaldo para reparaciones, terminaron formando un cementerio de chatarra inservible en Tocumen, y el Estado con una deuda de más de $15 millones. Hoy, en un nuevo compromiso gubernamental, se decide tomar el 100 % de las acciones de la empresa Mi Bus; adquiriendo sus acciones y asumiendo la deuda de los antiguos operadores, haciendo un monto total de $245 millones por toda la operación, dejando claro que el dueño de la empresa, ahora, es el Estado. Un compromiso que involucra a cuatro mil empleados. Impone un modelo público, gestionado desde la perspectiva de la empresa privada. Decisión histórica... mas, necesariamente comprometedora. Lo visto en poco más de un año deja ver los percances mecánicos que sufren los vehículos actuales, producto de las malas condiciones de nuestras vías citadinas. Si a eso se une que los operadores pasarían a ser funcionarios, ¿qué sucedería si se declararan en huelga? No sería un pecado pensar, entonces, que los ‘Diablos Rojos' y el anterior sistema siguen flotando en el ambiente del transporte público panameño, solo a la espera del primer desliz de la nueva aventura estatal en este renglón .