Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Una medida oportuna, y necesaria

Una medida oportuna, y necesaria

La colocación de resaltos en la carretera hacia Arraiján y La Chorrera habría sido completamente innecesaria, si los conductores panameños tuviéramos mayor conciencia y educación vial. La medida tiene un objetivo muy básico: evitar que conductores irresponsables utilicen los hombros como ‘carril adicional de circulación', y fomenten el caos y el desorden en esta vía, sobre todo, en las horas de mayor tráfico. Circular por los hombros de las vías es una de las prohibiciones que contempla el Reglamento de Tránsito en su artículo 51; normativa a la que conductores sin escrúpulos hacen caso omiso. Y transgredir la ley a sabiendas, es una forma de corrupción, pues la cultura del juegavivo es una clara manifestación de este mal ciudadano; por ello, impedirlo de una forma drástica, nos parece una acción necesaria. ¿Quiénes han objetado la medida? Con seguridad, conductores carentes de vergüenza. Porque quienes a diario utilizan la vía, respetando las reglas establecidas para transitar por ellas, con seguridad agradecen que estos resaltos de goma hayan sido colocados en los hombros de esta altamente utilizada ruta hacia Panamá Oeste. Sería preciso que esto se viera más allá de un simple asunto vial. La corrupción, en cualquiera de sus formas, debe atacarse directamente. Habría entonces que poner resaltos para evitar que los corruptos sigan ‘jugando vivo', y haciendo negocios con los dineros que deben servir para obras ciudadanas, pero se quedan en las arcas de algunos desvergonzados.