La Estrella de Panamá
Panamá,25º

21 de Sep de 2019

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Cambios de medidas

El empresario propuso que se le cambie la condena por el ejercicio de profesor en una universidad.

La condena a 60 meses de prisión de un empresario ha traído a flote un problema que data de años. Se trata de los cambios de medidas cautelares por labores sociales. El empresario propuso que se le cambie la condena por el ejercicio de profesor en una universidad. Aunque parezca absurda para muchos esta petición, la realidad es que es una alternativa a la vista. El problema no es el cambio de medida, sino que la oportunidad la tengan los cientos de detenidos que por diversas razones están en prisión. De aceptarse la petición, hay que abrir esta posibilidad para todos los detenidos condenados. Las cárceles están llenas de presos, unos sin siquiera estar condenados, una práctica que ha mantenido el Ministerio Público por años. Esta situación ha desencadenado en un negocio de venta de raciones de comidas para los presos, que se traducen en decenas de millones de dólares al año. Ahora bien, el ser profesor no remunerado como ‘castigo' evita que la persona vaya a la cárcel, pero ¿será que también le permitirán trabajar? Todas estas preguntas se tienen que traer al tapete, porque hay que darle respuesta a la sociedad que cuestiona. Lo que no debe parecer, como es la percepción actual y quizás la realidad, es que la ley se aplique solo a los que no tienen influencias. Si de ahora en adelante vamos a cambiar las medidas cautelares por trabajo social, como se hace en otros países, entonces que sea para todos por igual. No es justo que la oportunidad la tengan unos y otros no. ¡Así de simple!