Panamá,25º

17 de Nov de 2019

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamáperiodistas@laestrella.com.pa

Entre Líneas

Medidas correctivas

Opinión editorial del 16 de octubre de 2019

Los estudios demográficos dan cuenta de cómo va el comportamiento de una población. Así fue como China, hace algunos años, determinó que el crecimiento poblacional era tan grande que tuvo que limitarla a un hijo por pareja. Se impuso una medida muy férrea para controlar el crecimiento de su población. ¿Y qué pasa con la educación? Hay algunos teóricos que proponen que esta sea responsabilidad del Estado desde el embarazo, porque es justo en los primeros cinco años que marcan la vida de una persona. Hay quienes dicen que “el destino de los que no entran en la universidad se ventila antes de los seis años”. En pocas palabras, tanto el Mides, Salud, como el Meduca tienen que trabajar coordinadamente para cambiar la política actual, donde los niños llegan a las escuelas con serias deficiencias, lo que indudablemente afectará a la sociedad en general cuando este llegue a su edad adulta. Así las cosas, desde el embarazo hay que empezar a trabajar con las madres y luego trabajar con los niños en edad prematernal, maternal e ir preparándolos para cuando arranca su educación formal. Hoy eso no es así y los resultados son los que vemos, con gran cantidad de Ninis (que ni estudian ni trabajan), deserción escolar y en general, un país que sigue sumida en el subdesarrollo. Hay que tomar una decisión drástica, como la de China con su control de la natalidad. En el caso nuestro sería controlar la natalidad, así como tomar control de la educación de los niños desde que están en el vientre de sus madres, porque, como señala otro pensador: “todo lo que se haga después de los cinco años es geriatría”.