Temas Especiales

11 de May de 2021

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Decisiones drásticas

"Dos semanas es un tiempo prudencial para atemperar la pandemia, mientras llega la vacuna. En situaciones difíciles, hay que tomar decisiones drásticas"

Los últimos días han dado cuenta del dramático ascenso de los casos de contagios con la COVID-19, razón por la cual hay que tomar decisiones drásticas para contrarrestar el problema. Es lógico pensar que la economía tiene que protegerse, pero primero está la salud. En ese sentido, bien puede hacer el Gobierno en decidir aplicar una cuarentena drástica por dos semanas, empezando por el domingo 20 de diciembre hasta el 2 de enero. La misma población está predispuesta a este cierre, porque está consciente de que los casos están aumentando muy rápido, el número de muertes no baja de 20 y los hospitales están casi copados. Panamá no lo ha hecho mal en el combate de esta pandemia, pero creer que la población va a quedarse quieta en sus casas para evitar la COVID-19 durante estas fiestas es pecar de ingenuos. La gente está saliendo, reuniéndose, haciendo fiestas, lo que lógicamente está aumentando el número de casos. A esto hay que sumarle que el transporte público es un foco de contagios, aunque se hagan los esfuerzos por evitarlo. Se necesita volver a la cuarentena para darle un respiro al personal hospitalario que ve con preocupación el aumento de los casos. Dos semanas es un tiempo prudencial para atemperar la pandemia, mientras llega la vacuna. En situaciones difíciles, hay que tomar decisiones drásticas. ¡Así de simple!