26 de Sep de 2021

Entre Líneas

Crisis humanitaria

“Panamá debe actuar con firmeza en esta vía, ya que el problema se puede poner peor. Y la ONU tiene que intervenir, buscando solución en los propios países de los que migran”

El flujo migratorio que se registra entre Colombia y Panamá ya es una grave crisis humanitaria. El problema es mayúsculo cuando son miles de personas que huyen de sus países y recorren miles de kilómetros en barco y a pie, atravesando océanos y países, pretendiendo llegar hasta Estados Unidos, donde esperan encontrar trabajo y estabilidad emocional. Pero, aun cuando solo usen el país de paso, lo cierto es que tanto Panamá como Colombia están expuestos a graves problemas económicos y de sanidad, ya que los migrantes llegan por miles y aquí y allá los tienen que atender y alimentar. ¿Qué está haciendo la ONU para coadyuvar en la búsqueda de una solución definitiva? Los migrantes son en su mayoría de Haití, Cuba y Sudáfrica, especialmente de Etiopía. Se trata de naciones con severos problemas económicos y crisis políticas, de donde la gente huye, porque no tiene presente ni futuro. Lo lógico es que la ONU intervenga, para lograr frenar esa migración que nos afecta. Panamá debe actuar con firmeza en esta vía, ya que el problema se puede poner peor. Y la ONU tiene que intervenir, buscando solución en los propios países de los que migran. ¡Así de simple!