29 de Nov de 2021

Entre Líneas

Democracia electoral

“A la larga, la fórmula es antidemocrática y favorece la elección a la que los propios electores se negaron a darle el voto. Esto no es democracia, sino un engaño”

“La percepción mata la realidad” es tan cierta, que muchas personas se han creído que a los diputados que salen por residuo en Panamá, prácticamente les regalaron la curul. La fórmula creada para supuestamente beneficiar a los partidos pequeños y favorecer la representatividad es en el fondo injusta, porque a muchos de los diputados electos se les dieron sus credenciales por la fórmula del cociente y residuo, pero en la práctica sacaron menos votos que muchos candidatos que no se les reconoció su triunfo. En pocas palabras, el cociente y residuo son antidemocráticos, porque lo lógico sería que cada cabeza represente un voto. Así saldrían los candidatos más votados, en lugar de la supuesta representatividad antidemocrática. Incluso, varios de los diputados que critican por haber sido electos por residuo sacaron muchísimo más votos que los electos por medio cociente. A la larga, la fórmula es antidemocrática y favorece la elección a la que los propios electores se negaron a darle el voto. Esto no es democracia, sino un engaño. ¡Así de simple!