02 de Dic de 2021

Entre Líneas

Algo contundente al crimen organizado

“En materia de seguridad, hay muchos funcionarios que le deben, al presidente de la República y al país, explicaciones sobre lo que está pasando […]”

No una ni dos veces, de la boca de los más altos representantes de las tres últimas administraciones presidenciales hemos escuchado que la política ha sido infiltrada por el narcotráfico. Esas declaraciones son absolutamente graves y, reiteradamente, se ha exigido un trato profesional, responsable y contundente ante este cáncer que terminará por carcomer nuestras instituciones más preciadas, si no se pone un alto definitivo. Dejar pasar a la ligera, una vez más, el crimen ocurrido ayer tendrá consecuencias gravísimas para el país. El asesinato, a plena luz del día y participando de un evento político, de Agustín Lara Díaz, quien se desempeñaba como subdirector general de una de las instituciones más relevantes del Estado, como lo es el Registro Público, además miembro importante del Partido Revolucionario Democrático (PRD), por el cual estuvo muy cerca de obtener una curul en la Asamblea Nacional en las pasadas elecciones, no es un caso policivo más. Asumirlo como un hecho aislado es irrespetar a la ciudadanía, su investigación exige concatenar todas las vertientes de un hecho que evidentemente tiene ramificaciones mucho más profundas. El crimen organizado no para, sus formas de acción son complejas y van desde las calles hasta las más encumbradas oficinas públicas. Los dirigentes de los partidos políticos, el PRD primero, pero todos, deben participar con las autoridades en un plan para identificar las vulnerabilidades que tienen sus organizaciones frente al crimen organizado. Hay múltiples fallas de los estamentos de seguridad, pero particularmente aquellas instancias del Consejo de Seguridad Nacional que asesoran al Ejecutivo a la hora de las nominaciones para puestos importantes. En materia de seguridad, hay muchos funcionarios que le deben, al presidente de la República y al país, explicaciones sobre lo que está pasando, si no saben o pueden darlas, bueno sería que fueran buscando la puerta de salida.