Temas Especiales

17 de May de 2022

Entre Líneas

Jugada equivocada

“[...] los grandes perdedores serán Putin y Xi Jinping que [...] no previeron que su poderío militar sería derrotado en la guerra de la percepción”

Vladimir Putin calculó un operación rápida y efectiva en Ucrania. Calculó que su poderío militar terminaría imponiéndose y la rápida victoria le granjearían a Rusia el reconocimiento mundial de gran potencia. Los chinos, por su parte, apoyaron la jugada rusa. Ese triunfo significaría el primer paso concreto hacia un nuevo orden mundial, tras el acuerdo entre China y Rusia firmado justo hace unos días, durante los Juegos Olímpicos de Invierno. China necesita tomarse Taiwán, a la que considera provincia rebelde. Pero los rusos, que calcularon desde la perspectiva militar, descuidaron la guerra mediática a la que le apostó Occidente, liderado por Estados Unidos. Hoy, no importa que el ejército ruso aplaste a Ucrania, porque Rusia no saldrá victoriosa. Los chinos ven de lejos el conflicto y, aunque ahora traten de no salir salpicados, la guerra en Ucrania los terminará afectando. Primero, China avaló tácitamente la invasión y ha tardado en reaccionar condenando a Rusia. China cedió el espacio del liderazgo mundial y dejó que Estados Unidos se montara en la ola victoriosa del conflicto que llega en un momento crucial y estratégico. Las guerras se ganan o se pierden y en el caso Ucrania, los grandes perdedores serán Putin y Xi Jinping que calcularon mal y no previeron que su poderío militar sería derrotado en la guerra de la percepción. ¡Así de simple!