26 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Billy Ford y la envidia

Cuántas alabanzas en la despedida del difunto. ¿Por qué en vida tanta indiferencia? Qué lástima que sea después de fallecido cuando figu...

Cuántas alabanzas en la despedida del difunto. ¿Por qué en vida tanta indiferencia? Qué lástima que sea después de fallecido cuando figuras prominentes de la política y del entorno civil, han volcado sus halagos y reconocido la personalidad de GUILLERMO ‘BILLY’ FORD. Ahora, la memoria retrocedió para reconocerle que gracias a sus atributos naturales de líder, sin proponérselo, fue factor importantísimo para que hoy vivamos los sabores del retorno a la democracia.

BILLY FORD, el del grito de batalla ‘ESTA VAINA SE ACABÓ’... El dueño del apodo ‘GALLO RONCO’. De gestos que embelesaban a su auditorio... Con verbo a veces callejero y también técnico, tuvo que fallecer para que sus compatriotas le reconociéramos un valor mayor muerto, que vivo.

Su estilo valiente y penetrante. La atracción que ejercía sobre las masas populares, fueron virtudes que la miseria humana en los rincones del vaivén político no le perdonaron. Allí, la envidia y la hipocresía, que asomaban por ventanas, privaron a un pueblo de sentirse cómodo bajo la guía de quien pintaba oportuno estadista.

La mezquindad que pulula por los sectores ‘todos poderosos’, y un pueblo que no reclama ni exige lo suyo, marcan una vez más el destino de desasosiego y frustraciones a los que parecemos condenados. Pero, la vida tiene que continuar sin odios ni rencores, a como pregonaba el propio difunto Billy Ford.

*ABOGADO Y EX LEGISLADOR EN EL PERIODO 90—94.