Temas Especiales

10 de May de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Hace falta un líder

L ÍDER: persona reconocida por un grupo o ciudadanos como su jefe y orientadora. La historia universal registra hombre y mujeres que en ...

L ÍDER: persona reconocida por un grupo o ciudadanos como su jefe y orientadora. La historia universal registra hombre y mujeres que en diferentes épocas han encabezado movimientos de liberación, defensa de los derechos humanos, y movimientos a favor de la marginación de la Humanidad por la Humanidad, incluso de una cantidad de objetivos que avasallan a grandes masas de la población de una nación.

En nuestro país, a criterio propio, hemos tenido cuatro grandes LÍDERES: El Dr. Manuel Amador Guerrero, quien liderizó la gesta independentista, a pesar de ser ciudadano colombiano, enfrentándose a sus coterráneos y lograr el 4 de Noviembre de 1903 Proclamar la Independencia de Panamá de Colombia.

En la segunda década del Siglo XIX, aparece la figura de uno de los más grandes Estadistas panameños: El Dr. Belisario Porras Barahona, nacido en la Península de Azuero, hoy las provincias de Los Santos y Herrera. Su ciudad natal, Las Tablas, vio crecer y educarse a un hombre que se convertiría, en tres ocasiones, en presidente de la República. Su gestión en los diferentes períodos en el Poder Ejecutivo, dejó grandes adelantos en beneficio de todos sus conciudadanos por su visual futurista y hombre con determinación de realizar sus proyectos, pese a la oposición de sus adversarios.

En 1940, asume la Presidencia de la República por votación popular, el Dr. Arnulfo Arias Madrid, nacido en el poblado de Río Grande de la provincia de Coclé. Su triunfo en las elecciones se dio básicamente por su notoria participación en el derrocamiento de presidente Florencio Harmodio Arosemena Guillén, producido por el grupo denominado ‘Acción Comunal’, el 2 de enero de 1932. Por su carisma y personalidad sus seguidores lo convirtieron en ‘Líder’, a pesar de sus sentimientos dictatoriales ‘Hitlerianos’, fiel seguidor de la Doctrina de Adolfo Hitler de crear la llamada ‘raza pura’, lo que permitió al nazista exterminar a millones de judíos.

Tal era su adoctrinamiento que, en su Constitución Política de 1941, el Artículo 23... ‘son de inmigración prohibida las razas cuyo idioma original no sea el Castellano, las raza amarilla y las razas originarias de la India, el Asia Menor y Norte de África’. Con él estableció su discriminación racial. Adicional, la prepotencia y su autoritaria actuación le llevaron a violar su propia Constitución, ausentándose del país sin autorización de la Asamblea de Diputados, lo que le costó la Presidencia en 1941. En 1949, el coronel José A. Remón Cantera lo llevó a la Presidencia, tras incidentes políticos y dos años más tarde el mismo jefe de la Policía lo derrocó en sangriento ataque a la Presidencia.

El 11 de octubre de 1968, a once (11) días de haber asumido la Presidencia, el Dr. Arnulfo Arias fue derrocado por un golpe de Estado propiciado por miembros de la Guardia Nacional, encabezados por el mayor Boris Martínez, jefe de la Quinta Zona de la Institución. En acciones posteriores dentro de la propia organización Castrense, asumió la jefatura, el teniente coronel Omar Efraín Torrijos Herrera, ascendiendo a general, con el control total del gobierno. El pueblo lo convierte en ‘Líder’, al tomar como Bandera de Independencia Integral, la Devolución del Canal de Panamá y el retiro de las tropas estadounidenses, lo cual se logró el 31 de diciembre de 1999.

No existe en estos momentos un ‘LÍDER’. La sociedad civil está subdividida en pequeños grupos con diferentes nombres de supuestas asociaciones pro defensa de los intereses ciudadanos. Solo escuchamos, por cada una de estas agrupaciones, la voz de una persona, quienes hablan en nombre de sus agrupaciones y se desconoce el número de sus seguidores. Cada una de estas figuras, en especial mujeres, son la voz cantante y sonante de organizaciones civiles fantasmas.

La carencia de este personaje, que sea el ente guiador y orientador para obtener las mejores condiciones de vida para todos los panameños, permite los exabruptos a los gobernantes, al no contar con un equilibrio en la gobernabilidad del país. Mientras no contemos con un verdadero ‘LÍDER’, que se convierta en el ‘jefe’ de las grandes mayorías, el barco de la nación seguirá sin Norte fijo.

*HISTORIÓGRAFO Y ESCRITOR.