Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Torre financiera, golpe a la historia

L ey 14 de 1982 expresa que podrán calificarse y declararse ‘monumentos nacionales’ las áreas... y los lugares cuya memoria esté unida a...

L ey 14 de 1982 expresa que podrán calificarse y declararse ‘monumentos nacionales’ las áreas... y los lugares cuya memoria esté unida a hechos importantes del proceso histórico nacional. La antigua sede de la Embajada de EE.UU., construida en 1938 y ocupada hasta el 2007, reunía todos los requisitos. Las jornadas de protesta nacionalista, los entretelones de la política criollo —estadounidense, programas humanitarios y de saneamientos fueron elaborados desde su interior. El terreno de 4800 metros cuadrados fue originalmente comprado por el gobierno de EE.UU. y luego rentado al gobierno de Panamá por 999 años.

Precisamente este contrato fue lo que impidió en su momento se le pudiese declarar Monumento Nacional. El costo total del terreno y de la construcción fue de $366,719.00. Al anunciarse su venta el 26 de mayo de 2007, el entonces presidente Martín Torrijos se opuso a que pasara a manos privadas, llevando finalmente a la permuta por los terrenos que actualmente ocupa la Embajada en Clayton, con un valor estimado de 15 millones.

El gobierno actual, ya lo demolió para suplantarlo por lo que han denominado un edificio de ‘primer mundo’, que albergará la Casa Matriz del Banco Nacional de Panamá, la Superintendencia de Bancos, la Superintendencia de Seguros, la Comisión Nacional de Valores, la Autoridad de Turismo de Panamá, la Secretaría de Energía, la Autoridad de los Servicios Públicos y una oficina presidencial en la planta 62.

El borrador del diseño conceptual de forma elíptica costó $300000 y fue obra de la firma de arquitectos Skidmore, Owings & Merril (SOM). De este diseño conceptual quedó poco, la firma Mallol & Mallol, cuya propuesta ganadora por $7,200,000 propone dos cuerpos que se juntan y complementan es un edificio ‘inteligente’ de 70 plantas que contará con paneles solares y sistemas más eficientes que reduzcan consumos y mantenimientos que no sean necesarios, tendrá un mirador a 320 metros de altura que representa el largo de las actuales esclusas del Canal y una antena de 426 metros y 72 centímetros, lo mismo que medirán las futuras esclusas del Canal, convirtiéndose en el edificio más grande de Latinoamérica.

Debe estar listo en 2013, conmemorando los 500 años del descubrimiento europeo del Mar del Sur por Vasco Núñez de Balboa. El proyecto será complementado con la construcción de una peatonal que permitirá la interconexión de la Torre Financiera con la nueva línea del Metro en la avenida Justo Arosemena y la cinta costera.

Tendrá tres niveles subterráneos, que ocuparán el espacio bajo la torre y el parque del Hospital Santo Tomás, creándose 46000 mts. cuadrados para estacionamientos. El edificio tendrá capacidad para 9000 usuarios y 4000 estacionamientos, distribuidos a lo largo de 12 plantas, dos de las cuales serán soterradas. Existirán 27 plantas para oficinas privadas, 20 para oficinas del Gobierno, 9 para un hotel y varios niveles para áreas técnicas. En las últimas plantas habrá, además del mirador en la cúspide, un restaurante y un skybar. En total 33200 metros cuadrados serán para oficinas estatales, 37423 metros cuadrados para oficinas privadas, y casi 20000 metros de áreas comunes. En un edificio secundario que se levantará en un lote contiguo habrá un área de comida (food court), 10 plantas de estacionamientos, y un centro de eventos y convenciones que se comunicará con la calle y con el edificio principal.

Excelente, moderno, refinado, definitivamente un ícono... si lo hiciera la empresa privada en otro sitio, como Costa del Este. Pero qué ventaja representa para el común de los ciudadanos. Primero la antigua embajada fue de facto un ‘Monumento nacional’ no reconocido legalmente. El HST y sus jardines sí lo son y serán ocupados subterráneamente por el nuevo edificio.

El sistema de alcantarillado también se verá seriamente afectado. La sección más antigua, opera un sistema combinado (Aguas servidas y pluviales), y se extiende hasta calle 37, limitando con la Iglesia de Cristo Rey. Las tuberías de drenaje, tienen un espurio grosor de unas 8 a 15 pulgadas. Este sistema mixto, no tiene tuberías colectoras de diámetro grande ni construcciones de bombeos, ni tanques sépticos y drena por debajo de lo que es el área de la Bahía de Panamá. Más aun, con 36 plantas de usos privados y solo 20 para el gobierno lo lógico en términos de costos estatales es incorporar estas oficinas a la Ciudad Gubernamental que con 450 millones de inversión y 57,7 hectáreas de terreno perfectamente podría albergarlos.

En resumen, nuestros gobernantes deben entender que en estos tiempos de crisis petrolera, inflación y urgente necesidad de infraestructuras básicas, lo lógico sería optimizar y reorientar nuestro presupuesto a renglones sensitivos y reconsiderar que el común de los ciudadanos, mucho más que íconos, necesitamos espacios.

*MÉDICO Y MIEMBRO DE CONCIENCIA CIUDADANA.