19 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Gobernar es editar: paradigma de muchos gobernantes de la región

‘ Patria o Medios, La loca guerra de los Kirchner por el control de la realidad’, es el libro que hace uno dos años publicó el periodist...

‘ Patria o Medios, La loca guerra de los Kirchner por el control de la realidad’, es el libro que hace uno dos años publicó el periodista argentino Edi Zunino. En él describe el paradigma que lograron instalar los Kirchner para obtener el control de la realidad: ‘gobernar es editar’.

Un anhelo que al parecer, es compartido por varios gobernantes de América Latina, los cuales no vamos a mencionar, pero que ya se deben imaginar quiénes son, gracias a las constantes intervenciones públicas de éstos, denostando a periodistas, noticieros y programas de opinión de sus respectivos países.

En ‘Patria o Medios’, Zunino nos acerca al inframundo de las negociaciones entre el Estado y los dueños de medios de comunicación, donde el tema que predomina es la conveniencia y el apoyo irrestricto en la divulgación y promoción de los lineamientos políticos.

Una negociación que iba más allá del sector privado, porque la creación de nuevos medios oficiales era prácticamente la política de Estado más ejecutada.

Cuando hace dos años leí esta obra, encontré muchas coincidencias en esa relación de amor y odio que siempre se ha dado entre los diferentes gobiernos de nuestro país y los medios de comunicación, cada vez que estos últimos, critican, cuestionan y revelan escándalos de corrupción.

Para ese entonces pensé en compartirlas, sin embargo, por un motivo u otro, concluí que era mejor dar tiempo al tiempo, haber si esta vez sería diferente.

Como ven no fue mucho lo que tuve que esperar, pero sí mucho lo alejada que estaba de la realidad, tan solo citar de Zunino, la apreciación donde señala que su intención de publicar ‘Patria o Medios’, era ‘revelar hasta qué punto concibieron los Kirchner su época como una guerra de relatos irreconciliables al cabo de la cual debían erigirse ganadores absolutos o morir políticamente’, me sitúa exactamente en la realidad que vivimos los panameños las dos últimas semanas.

Entre investigaciones periodísticas, que revelan escándalos de corrupción a nivel de la Corte Suprema, Migración, donaciones para la campaña electoral provenientes del lavado de dinero, cancelación de visas a Estados Unidos y los wikileaks, no me queda la menor duda de que además de estar en medio de una lucha entre ‘Patria o Medios’, estamos ante ‘relatos irreconciliables con la verdad’.

¿A qué me refiero? Pues bien, cuando el soberano, es decir, el pueblo, es informado sobre ‘x o y’ situación que levante cualquier duda en la transparencia de sus instituciones o funcionarios, el derecho colectivo a saber la verdad está por encima del derecho particular a conceder a decidir si se da o no una explicación al respecto.

Si esta máxima estuviera clara en la mente de todos y todas, no habría escándalos que contar, y sí mucho tiempo para dedicarnos a ver y disfrutar de ese Panamá que crece, y que necesita de su gente para continuar.

*PERIODISTA.