18 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Su majestad vistió un lindo traje naranja—verde

Fue la séptima diadema en campeonatos nacionales de la categoría mayor de Los Santos, en el séptimo partido para los de la cédula siete,...

Fue la séptima diadema en campeonatos nacionales de la categoría mayor de Los Santos, en el séptimo partido para los de la cédula siete, en la sexagésima séptima serie de béisbol nacional mayor. Más allá de tantos sietes, se confirmó que cuando su majestad el béisbol reclama a sus súbditos, de inmediato están al pie de la taquilla. La calidad del béisbol es lo importante, Bocas del Toro y Los Santos nos dieron un espectáculo de gallardía, valentía, arrojo, coraje y deseos de triunfo.

Sí, esta vez la fiesta es santeña, pero el triunfo sabe mejor cuando el competidor no se dejó vencer hasta el último out, peleando cada strike, cada roleta, cada carrera. Los beneficiados son miles, los presentes en el estadio y los que la siguieron por la TV y radio, aquel niño que ayer conoció el significado de las palabras arriba descritas... claro y ‘Flaco Bala’ Hernández, que de seguro estuvo en el estadio en el séptimo juego de la serie, en el que Los Santos se coronó campeón. Incluso creo que lo vi sonriente entre los más de 14 mil fanáticos.

De Bocas del Toro, hay que decir mucho, pues ya a nivel nacional no sólo se habla de su música, bellos parajes y deliciosa comida, ahora se habla de su buen béisbol y el progreso meteórico de sus guerreros atletas. Y en ascenso. Por eso no me extrañó que no hubo una lágrima bocatoreña por la derrota, pues saben que lucharon con honor y todos dieron lo mejor, cuando un soldado cae vencido en una gran batalla como esta, prefiere derramar su sangre que sus lágrimas.

Cien años de guerra y no un día de batalla, pareciera decirnos el sucio uniforme con que terminaron ambos equipos y no es para menos, porque ambos se exigían, pero por dentro limpios de culpa y vergüenza, pues el partido fue como si la soñara el más exigente fanático. Al final Los Santos sacó todo el jugo de su naranja en el séptimo episodio, ‘¿otro siete?’, Bocas luchó como un Toro durante toda la serie.

Sé muy poco de modas, pero dicen que el naranja y el verde no combinan, pero en esta ocasión esa combinación le quedó muy bien al Rey de los deportes, el béisbol. Loor a los campeones.., honor y respeto al subcampeón.

*PERIODISTA.