Temas Especiales

23 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Corredores: otro gran negociado

SECRETARIO GENERAL CONUSI-FRENADESO.. ‘ La corrupción gubernamental ha causado repudio de la población, que exige transparencia por par...

SECRETARIO GENERAL CONUSI-FRENADESO.

‘ La corrupción gubernamental ha causado repudio de la población, que exige transparencia por parte de quienes dirigen y administran el país y claman por la despolitización de las instituciones del Sector Público. El pueblo desea conocer cómo se invierten sus impuestos y rechaza el mal uso y abuso de los fondos públicos’, (Propuesta de Plan de Gobierno de Ricardo Martinelli, 2009).

Olvidándose de su propuesta electoral, en silencio, a escondidas, se firma el atraco con ICA por 450 millones de dólares; contrato que se plantea con cláusulas leoninas adicionales por parte del grupo empresarial mexicano.

Martinelli, que inició con un discurso de denuncia sobre el atraco contra el Estado panameño (‘los nacionalizaremos’; ‘hemos contratado una consultoría de expertos para que los evalúen’; ‘el problema es que con la fórmula pactada en el gobierno de Pérez Balladares jamás terminaremos de pagarlos’), termina planteando el reconocimiento de los atracos (‘seguridad jurídica’, a pesar de la violación del contrato por parte de la empresa) y un nuevo atraco (compra de los corredores a un sobrecosto).

El gran negociado, al mejor estilo Martinelli, ‘va porque va’; no importa las veces que esta transnacional incumplió y violentó el contrato, que violentó la seguridad jurídica contra el Estado panameño, lo que ameritaba, según juristas, la remisión del contrato.

Para nada se tomaron en cuenta los estudios técnicos de financistas, ingenieros y arquitectos, que demostraron la no viabilidad técnica y financiera de la transacción para los panameños. De nada valieron las denuncias de sobrecostos.

No hay dudas, entran pobre y salen millonarios, entran millonarios y salen multimillonarios. El atraco contra el pueblo panameño, lo cometieron desde la primera fase de inversión, bajo administración de Pérez Balladares, hasta la fase de adquisición, administración Martinelli. Los contratos y sus enmiendas han sido perjudiciales a los intereses de los panameños, tienen cláusulas leoninas, garantizan coimas a quienes lo hicieron posible.

Como han manifestado diversos sectores, esta transacción constituye un hito histórico por las ganancias millonarias que se le garantizan a ICA y a las autoridades gubernamentales que lo promovieron.

Las preguntas saltan. ¿Quiénes estaban detrás de este negociado? ¿Bajo qué instituciones bancarias estarán los bonos que se emitirán? ¿Quiénes son sus accionistas? ¿Por qué la urgencia? Estas y otras preguntas son las que el pueblo exige que Martinelli, Vallarino, Suárez, De la Guardia, de Bianchini respondan.

Se niega la información a la población, tal es el caso de Rigoberto Effio (gerente de ENA y jefe de finanzas del Aeropuerto de Tocumen) y Vallarino (titular del MEF), quienes se atrevieron a decir que desconocen los nuevos compromisos aceptados a ICA.

Intereses privados han estado detrás, ello explica el nombramiento de Juan Carlos Fábrega Roux (presidente de Prival, banco que está detrás del proyecto de la torre financiera), como directivo de ENA, mismo que realizó y coordinó las auditorías a los corredores, que concluyeron recomendando un oneroso ‘rescate administrativo’.

Desde ahora uno de los presidenciables del CD, Aníbal Galindo, deja claro a quién representa, en este caso, participó en la transacción como abogado de ICA.

La verdad es que con esta suma de millones de dólares se pudieron construir nuevos corredores, o ampliar las vías José Domingo Espinar/vía Tocumen y Vía España a tres y cuatro carriles (cuando los corredores se estaban construyendo quedó en los archivos de planos del MOP la ampliación de las dos vías, rápidamente los concesionarios de los corredores usaron sus influencias para evitar estos proyectos).

Por el otro lado, ¿cuál es el futuro de los trabajadores del Corredor Sur? ¿Por qué Alma Cortés no notificó a ICA de la Convención Colectiva? ¿Qué pasará con los 40 trabajadores despedidos injustificadamente por luchar por sus derechos? Los usuarios seguirán pagando peajes elevados, los que no se garantizan, se mantendrán, pues, ENA a futuro puede aumentarlos para hacer frente a los compromisos adquiridos en la adquisición de los mismos.

Otro gran negociado, otra gran estafa, mientras las demandas sociales del pueblo panameño siguen sin atenderse: salud, educación, vivienda, alimentación.