Temas Especiales

25 de Jun de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Colón, ante otra promesa rota

PERIODISTA COLONENSE.. El 2 de noviembre de 2003, la presidenta de la República, Mireya Moscoso, hizo un anuncio en la ciudad de Colón ...

PERIODISTA COLONENSE.

El 2 de noviembre de 2003, la presidenta de la República, Mireya Moscoso, hizo un anuncio en la ciudad de Colón que llenó de expectativas a toda esta comunidad, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Economía y Finanzas y el Banco Interamericano de Desarrollo, realizarían un Proyecto piloto de revitalización y alivio a la pobreza en esta provincia y en el cual se desembolsarían 10 millones de balboas.

Con la participación del presidente del BID, Enrique Iglesias, y el ministro Norberto Delgado y teniendo como testigo principal a la mandataria de la República, se realizó este anuncio.

El proyecto buscaba solucionar el aumento progresivo del deterioro urbano y los altos índices de desempleo, en lo Barrio Norte y Barrio Sur, beneficiaría a unas 250 familias colonenses de bajos ingresos, que podrían mejorar su calidad de vida. La jefa del Ejecutivo en ese momento señaló que el contrato préstamo que se firmó entre el MEF y el BID sería ejecutado por una entidad local sin fines de lucro, y la estructura de aplicación estaría diseñada para efectuarse en 30 meses con un costo de 10 millones de balboas, 8.5 serían aportados por la agencia internacional, mientras 1.5 millones por el Gobierno Nacional.

Han pasado ya ocho años desde que vio la luz pública este proyecto y hoy los colonenses se preguntan ‘¿cuál ha sido la suerte del mismo?’.

En principio el proyecto pretendía rehabilitar edificios que se encontraban en mal estado, pero que eran salvables, los ubicados en la calle 2, avenida Bolívar, en donde por muchos años funcionó el Bingo, la llamada casa El Tambo de calle 3 Central, la casa Muñoz frente a la Cocha del Parque 5 de Noviembre y otras edificaciones con un estiló arquitectónico propio de la ciudad de Colón, algunos fueron rehabilitados y beneficiaron a varias familias que pusieron su esperanza en él; sin embargo, otros han quedado convertidos en monumento a la desidia.

El proyecto que se presentó como una de las panaceas para los sufrimientos habitacionales de la ciudad de Colón, se redujo a una serie de escándalos, en donde incluso hoy existen demandas legales, y se ven involucrados directivos de la Fundación de Inversión y Desarrollo de Colón (FIDEC) y ex funcionarios públicos, pero más allá de eso, no se tiene una visión clara en este gobierno en torno a cuál va a ser el futuro de este proyecto, ya que algunos de estos edificios hoy se encuentran abandonados y se han convertido en cuevas de orates, ladrones y alimañas.

Ocho años hace que vinieron a sembrar esperanzas en nuestra ciudad, hoy esa esperanza, esos cantos de sirena, se ha convertido en nuevos engaños para los colonenses que esperan que algún día su suerte cambie.