Temas Especiales

23 de May de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿El día de la lealtad?

El día de la lealtad... ¿Lealtad a qué y a quién? El día 16 de diciembre de 1969 caí preso junto con otros oficiales, después de apoyar ...

El día de la lealtad... ¿Lealtad a qué y a quién? El día 16 de diciembre de 1969 caí preso junto con otros oficiales, después de apoyar al presidente provisional, José M. Pinilla, en su acción presidencial de separar a Omar Torrijos de la comandancia de la Guardia Nacional de Panamá. Esta, la destitución del jefe de la fuerza pública, era una prerrogativa presidencial. Igual la utilizó el presidente Arnulfo Arias para separar al general Bolívar Vallarino el año anterior, quien días después fuera derrocado por una acción típica de ‘Golpe de Estado’.

Pero podría calificarse esa acción del presidente en ejercicio, José María Pinilla, reconocido por todos los Estados del Mundo, incluyendo a los Estados Unidos de América, como ‘¿una acción típica de golpe de Estado?’. Definitivamente ¡NO!

Después de ser golpeado salvajemente, fui lanzado a las sucias celdas de la entonces Cárcel Modelo y del Cuartel Central, en condiciones de incomunicado. A los que caímos presos por cumplir órdenes superiores, se nos impuso el DECRETO LEGISLATIVO Nº 11 de 8 de noviembre de 1945, por el cual se señalaban penas especiales para los delitos de espionaje, sabotaje, terrorismo y otros cometidos contra los poderes constituidos de la Nación y su forma democrática de Gobierno. —Le ruego al estimado lector de leer bien, sobre todo los juristas, porque es inconcebible que se nos aplicara dicha legislación, para mantenernos detenidos y se nos endilgaran epítetos de ‘traidores a la patria’, cuando obedecíamos una ordenanza presidencial, aun cuando esa autoridad nacional, fuese un presidente provisional y, sobre todo, considerarnos como autores de un ‘golpe de Estado’.

En mi caso, con ese argumento, se me negó el derecho a mi pensión por vejez, la cual he reclamado innumerables veces y no recibo respuesta. Todos los demás, inclusive el degradado y destituido el 2 de enero de 1990, gozan de ese derecho de pensión por vejez.

Se declaró esta fecha, 16 de diciembre, con el rimbombante nombre de ‘el Día de la Lealtad’.

Pero... ¿lealtad a qué y a quién? ¿A una tiranía que se dedicó a perseguir a sus ciudadanos, torturarlos, desaparecerlos, pero no solo eso, sino al más vergonzoso tráfico de drogas? ¿Era esta la lealtad que se proclamó este día?

Cuarenta y dos (42) años después de ese intento del presidente Pinilla de devolver la democracia, regresa a Panamá el artífice y principal pelechador del famoso ‘día de la lealtad’. Este sátrapa, incubado por el dictador de otrora e instrumento maligno de sus acciones, fue conspirando contra cada uno de quienes creyó eran sus obstáculos, inclusive de su mismo creador. Usó las armas de la República para imponer una sanguinaria dictadura, que terminó con la vergonzosa invasión a nuestro sagrado territorio por una potencia extranjera, con la excusa de ‘llevarse al narcolavador para juzgarlo’ y cuando los ciudadanos panameños ya no podían soportar más la vergüenza y la falta de libertades.

Esa fue la verdadera razón del ‘día de la lealtad’.

CORONEL RETIRADO.