Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Se pierde el legado de acción comunal

Este 2 de enero se cumplen 81 años de la revolución de Acción Comunal, donde a riesgo de sus vidas, una serie de ciudadanos, actuaron in...

Este 2 de enero se cumplen 81 años de la revolución de Acción Comunal, donde a riesgo de sus vidas, una serie de ciudadanos, actuaron insurreccionalmente. A ellos les incomodaba lo que pasaba en aquel Panamá, situaciones similares a las que hoy vivimos con un gobierno de un sector de la oligarquía más corrupta que está enriqueciéndose ilícitamente a costilla de medio país e igual que en aquellos tiempos con un proyecto de desnacionalizarnos trayendo a facinerosos foráneos, ya personas naturales o jurídicas.

Hoy las escaramuzas armadas serían una temeridad insensata, pero las audacias políticas, con movilizaciones y la cobertura de medios y la tecnología de la comunicación de las redes sociales ponen a nuestra generación en ventajas sobre aquellos revolucionarios.

La dirigencia del partido que fundó uno de aquellos revolucionarios, Arnulfo Arias Madrid, el Partido Panameñista, cuya doctrina nace de los postulados de Acción Comunal no ha sido consecuente con ese legado adoptado en sus Estatutos. Tanto es así, que por omisión han permitido que los organizadores del traslado de los restos de este personaje, en un afán altamente cuestionable, han tratado de mezclar el idealismo de los patriotas panameñistas de Acción Comunal con el oportunismo en un acto que ya se rebaja a circense, permitiendo que el actual verdugo del panameñismo sea el orador de fondo, so pretexto de que es un evento de Estado, situación que cuando se dio el funeral único que se le puede hacer a un difunto, a pesar de que el gobierno dictatorial emitió un Decreto Ejecutivo declarándolo Funeral de Estado, no se hizo representar en los actos porque sería como poner el verdugo delante de sus víctimas.

Y para echarle más sal a la herida, buscando fraudulentamente jerarquizar el acto, se programa también como orador a un presidente que, en su tercer período de gobierno en Dominicana, su mejor producto es la exportación masiva de dominicanos, los que salen porque en su país no hay oportunidades de vida digna. Además con invitados mal llamados especiales, como un expresidentes condenado por delito penal en Costa Rica; otro salvadoreño del partido que gobernó desde los años 80 montado sobre 70 mil muertos, entre ellos Monseñor Romero; otro que puso el último clavo a la crisis argentina cuando en el 2001, no quería dimitir hasta que se dieron cacerolazos masivos y 4 muertos en la Plaza de Mayo. Pero no podía faltar el ex presidente colombiano que ya tiene a varios de sus colaboradores condenados, otros procesados y aquí una asilada que junto a él, son reclamados por la justicia colombiana por delitos comunes.

Los hombres de Acción Comunal, Arnulfo Arias entre ellos, testimoniaron alto y claro que los antivalores que se exhibirán en esos eventos del 6 y 7 de enero están a contrapelo de sus postulados.

Acción Comunal dejó un legado que, por el manejo clientelista del panameñismo pos invasión, se ha perdido en la bruma del calendario.

Los panameñistas de convicción tienen la palabra.