Temas Especiales

09 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Servilismo y aberración jurídica

C ontinúa el atropello a la población por parte del gobierno de Ricardo Martinelli, quien, falto de interés en resolver las demandas soc...

C ontinúa el atropello a la población por parte del gobierno de Ricardo Martinelli, quien, falto de interés en resolver las demandas sociales, prefiere profundizar su política de control de los órganos del Estado y arremeter por la fuerza contra el pueblo, como sucedió esta semana.

El espectáculo nefasto de la Asamblea Nacional de Diputados y del presidente de la Corte Suprema de Justicia, pusieron en evidencia el servilismo que profesan éstos hacia quien consideran su jefe. Violentando toda normativa, Alejandro Moncada Luna, ungido de Martinelli y quien fuese asesor de Manuel A. Noriega (1983-1988), pretendió salvar al gobierno, al declarar que ‘era innecesaria la discusión en la Asamblea de Diputados de la Sala V, pues Ricardo Martinelli debía proceder al nombramiento de los tres (3) nuevos magistrados’, lo que resulta un espaldarazo a la imposición que pretende Martinelli en garantizarse la reelección presidencial. El accionar de Moncada Luna revela o un profundo desconocimiento de las normativas o un accionar consciente de violación a las leyes nacionales, que se enmarcan entre el servilismo y la aberración jurídica, ambos nefastos para los anhelos de justicia de la ciudadanía.

En este escenario es necesario destacar que el anuncio de Moncada Luna se da luego de las manifestaciones de diversos sectores en los predios de la Asamblea contra la Sala V, lo que evidencia los intereses que protegía el representante de la Corte. Con ello, para los panameños es evidente que esta institución también ha sido carcomida por la vorágine de la mafiocracia.

Moncada, resbaló con sus propias palabras: ‘porque hay personas que quieren tener a la justicia sometida en la corrupción’, ‘vamos a tomar todas las medidas que sean necesarias para que la ciudadanía empiece a creer en el Órgano Judicial’.

La otra estrategia de Martinelli, en su desesperación por la reelección, es adelantar la campaña electoral. En este sentido, CD continúa su ofensiva por mantenerlo, anunciando el adelanto de su carnaval electoral, con el pleno uso de los recursos del Estado a través de los programas de asistencia social, pese a que el año pasado el presidente señaló que ‘quienes en su gobierno estuvieran realizando proselitismo electoral debían renunciar’, hoy, sin embargo, varios de sus ministros han hecho declaraciones en esta vía y no pasa nada.

Aunado a ello, la presentación por parte de los llamados notables de sus propuestas de reformas constitucionales, otra verdadera farsa. Se trata de una prueba más de la podredumbre moral a la que fueron arrastradas las instituciones del Estado por los sucesivos gobiernos y los partidos tradicionales corruptos y ladrones (CD, PRD, Panameñistas, Molirena, Partido Popular,). El accionar de Martinelli, quien participó de los gobiernos de Pérez Balladares (PRD) y Mireya Moscoso (Panameñista), evidencia claramente que no son los partidos políticos tradicionales, los que van a dar respuestas a los múltiples problemas de la gran mayoría de la población.

En este sentido, o nos decidimos por barrer esta basura, luchar por una verdadera democracia o nos condenamos a vivir bajo un régimen autoritario, a merced de políticas que atentan contra los sectores populares y las capas medias y del continuo robo de los recursos del Estado por estos clanes mafiosos que se turnan en el poder. Desde Frenadeso, nos comprometemos a seguir impulsando la lucha y organización del pueblo hasta crear las condiciones necesarias para la autoconvocatoria por parte de las grandes mayorías de una Asamblea Constituyente Originaria, con plenos poderes, que funda una nueva República de progreso y bienestar para todos.

En esa tarea, seguimos adelante apoyando la inscripción del Frente Amplio por la Democracia (FAD), como una genuina expresión de los sectores populares, democráticos y patrióticos, conscientes en la necesidad de ofrecer una alternativa electoral distinta en el 2014.

Sólo un Gobierno surgido de las entrañas del pueblo podrá brindarnos democracia real, justicia social y acabar con la impunidad y el autoritarismo existentes.

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.