Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Evolución histórica del indígena en el Istmo

La historia indigenistas panameña tiene sus inicios en la remota Prehistoria del Continente americano, y, de acuerdo el recordado e insi...

La historia indigenistas panameña tiene sus inicios en la remota Prehistoria del Continente americano, y, de acuerdo el recordado e insigne historiador panameño Moisés Chong M., la historia de Panamá no se inició en 1501, sino, en un periodo muy remoto, época de los asentamientos de los aborígenes que habitaron el Istmo de Panamá.

Recordemos que existen varias teorías acerca de la población de nuestro Continente y que más temprano, los primeros pobladores del Istmo fueron los nahuas, mayas y caribes. Este fenómeno de una invasión humana a Panamá se puede explicar por el carácter de istmo del territorio panameño, uniendo América del Norte con América del Sur, lo cual ha tenido una influencia determinante en el acaecer social, histórico y económico de la República de Panamá. Pero hay que asumir que las costumbres y el comportamiento social de estos grupos humanos, llegados al istmo panameño, han sido modificados por efecto de la cultura que se ha ido transformando ante sucesivas influencias en las costumbres y los hábitos de vida.

Con la presencia hispánica, se inicia un cruce biológico con los europeos y otros grupos del viejo continente, la situación aumenta con la presencia del negro, traído como esclavo del África y otras latitudes. Con la construcción del Ferrocarril transístmico y el Canal de Panamá, llegan oleadas de individuos y de una u otra forma, surgen tipos humanos interrelacionados.

El indígena panameño, por más que haya tratado de mantener su originalidad, no le ha sido posible conservarla. Nos llama la atención que ahora los Ngäbe-Buglé nos llamen ‘latinos’, como si ellos fueron otra cosa totalmente separada a nosotros. La cu ltura se manifiesta a través de un conjunto de modos de vida y costumbres, mediante conocimientos, desarrollo artístico, industrial, científico; situación que encontramos en todo el desarrollo histórico del Istmo de Panamá. La condición histórica como lugar de tránsito, así como las múltiples migraciones que han tenido lugar en su territorio durante toda su evolución, han hecho de éste un país verdaderamente multiétnico y plurilingüe.

Hemos sido pacientes en el conflicto con los grupos indígenas o ‘amerindios’ panameños, el Gobierno Panameño les está ofreciendo no dar concesiones mineras en su habitad ante solicitud de la dirigencia ni construir hidroeléctricas en las comarcas y zonas adyacentes. Pero, ¿hasta dónde es correcta esta decisión? ¿Qué beneficios habrá? Se debe saber que la mejor manera de conservar el agua es represándola y haciéndola productiva, al generar energía barata que necesitamos todos, lo de la minería, sería discutible. Además, no hay concesiones en el sector. Pero quieren extender sus peticiones hasta en los lugares donde haya comunidad in dígena, como si ellos fueron los únicos soberanos en todo el país.

La Comarca ‘es un terruño indígena con organización política semiautónoma bajo la jurisdicción del gobierno nacional. Aunque es, a la vez, una división geopolítica y un sistema administrativo con límites geográficos y regulaciones internas, no es independiente del Estado’.

El indígena panameño ha sido susceptible a la aculturación y motivación de extramuro, caso típico los Gunas en relación a la cultura norteamericana, e incluso, hubo el establecimiento de la República de Tule por influencia extranjera en 1925. Pero los Ngäbe-Buglé y otros grupos beligerantes, han sido llevados y hasta convencidos por la oposición, para que alteren la paz y tranquilidad del país. Para sembrar el caos, irrespetar a las autoridades gubernamentales y religiosas. Privar de libertad a la gente, cerrando una carretera internacional, destruyendo propiedades estatales y causar grandes pérdidas económicas a la empresa privada.

DOCENTE