Temas Especiales

27 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Agricultura de supervivencia en Panamá

H ace poco, por casualidad, sintonicé un canal de TV donde aparecía el actual director del IDIAP siendo entrevistado, y le puse atención...

H ace poco, por casualidad, sintonicé un canal de TV donde aparecía el actual director del IDIAP siendo entrevistado, y le puse atención para ver si me sorprendía con alguna buena noticia propia de su Institución, como el descubrimiento de alguna técnica para mejorar la producción y productividad del arroz, maíz, frijoles, o siquiera el ñajú.

Pero lo que me sorprendió es que al parecer el IDIAP está haciendo extensión agrícola, actividad que corresponde al MIDA; pues, al IDIAP, como su nombre bien lo dice, solo le corresponde la Investigación Agrícola. Pero, ‘bueno’, pensé, ‘tal vez el MIDA esté ocupado en otras cosas más importantes y el ministro ha designado al IDIAP esta importante labor, ya que su producción en investigación útil al sector es bastante deficiente’.

Pero mi sorpresa mayúscula fue que al parecer la estrategia del MIDA/IDIAP para resolver el problema de la Seguridad Alimentaria, la autosuficiencia alimentaria y el acceso a la canasta básica familiar, es... ‘los huertos caseros’. Algo increíble, decir algo como que el problema se resuelve sencillo: póngase a cultivar hortalizas y a criar pollos en el patio trasero de su casa, y le bajará la canasta básica. Así no se notaría la disminución drástica en las áreas cultivadas de productos alimenticios básicos.

Esta absurda idea, es en sí la admisión de la enorme crisis que azota al sector agropecuario y de la incapacidad o la impotencia de estas instituciones en resolver los problemas nacionales de la autosuficiencia de alimentos, a través de una producción agropecuaria nacional planificada y científica, ya que la crisis severa del sector es un hecho incuestionable, y se agrava progresivamente.

La Agricultura Casera solo es de utilidad en las situaciones extremas de crisis económica, las guerras o las catástrofes naturales, en las que se produce una escasez de alimentos. Se ha practicado en estas situaciones desde hace siglos, y no es una idea nueva. Lo único que faltó en esta receta fue que propusieran el trueque como medio de obtener alimentos y bienes de consumo. Aparte de esto, este tipo de agricultura de subsistencia no contribuye en nada a la Economía Nacional.

Cualquiera puede ver en Internet que los grupos llamados Apocalípticos, que creen que el mundo va a sufrir una catástrofe en el 2012, están preparando sus huertos familiares para sobrevivir a la carencia y aislamiento que ellos esperan. Me parece que en Panama no hemos llegado a estos extremos, aunque para algunos ya falta muy poco, viendo la situación en que se encuentra nuestro sector agropecuario.

La Seguridad Alimentaria de un país no puede basarse en huertos familiares ni sofismas demagógico similares, como las Jumbo-Ferias, sino en la producción agrícola formal y las relaciones comerciales honestas entre el productor y consumidor. Tampoco puede basarse en la idea de que Panama siempre puede importar los alimentos que necesite, porque a nivel mundial los alimentos están cada vez más caros y escasos.

El IDIAP debe centrarse en una investigación agrícola científica, orientada a resolver problemas específicos de producción y productividad, o, por lo menos, a investigar los resultados y desarrollo de tecnologías útiles de otros países, que puedan ser copiadas y adaptadas en nuestro beneficio. El MIDA es, de hecho, el encargado de la extensión agrícola, de la divulgación de las nuevas tecnologías y materiales que genere el IDIAP.

INGENIERO AGRÓNOMO.