Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

La pretendida manipulación del Internet

Con la excusa de combatir la pornografía infantil, el presidente de la República anunció la posibilidad de establecer un control sobre l...

Con la excusa de combatir la pornografía infantil, el presidente de la República anunció la posibilidad de establecer un control sobre las emisiones que se hacen a través de Internet.

Este anuncio lo hace precisamente durante el desarrollo de un conclave dirigido a unir las Américas por medio de las herramientas digitales, en donde el Internet tiene especial significación para el desarrollo cultural, social y político de nuestro hemisferio.

Pero además de hacer este descabellado anuncio, propio de los regímenes totalitarios, en los cuales ha sido muy difícil su implementación, amenaza a la audiencia con llevar su propuesta al seno de los organismos internacionales.

No sabe el presidente que controlar Internet, no importa con qué propósitos, constituye un directo atentado a la libertad de expresión que él sí sabe que es un derecho inalienable y que precisamente, en la continuación de su doble discurso para todas estas temáticas, ha calificado en su propia voz ‘que la libertad de expresión no es negociable’.

Las herramientas llamadas redes sociales constituyen hoy día las principales aliadas de los grupos marginados del poder, principalmente aquellos sojuzgados por la maleantería política que se ha introducido en los gobiernos, que cobijados por el manto de la democracia, porque fueron elegidos por votación popular, pretenden sostenerse en el poder no importa pisoteando el derecho de las grandes mayorías.

Cada falta al prestigio y las honras de los individuos o grupos organizados, cualquiera que sea, cuenta con las leyes y procedimientos para aplicar las sanciones correspondientes. Es cierto que en materia de asuntos digitales, propios de los avances en las tecnologías, es necesario adecuarlas a los tiempos, pero no es a través de la manipulación, el aprovechamiento de una rendija artificialmente creada, como se van a atropellar los derechos de expresión a los cuales todos consideramos como fundamentos básicos de una verdadera democracia.

Una vez más desde el Ejecutivo, único poder independiente, el presidente hace propuestas que incomodan. Que socavan los cimientos de los que verdaderamente somos más. Una ciudadanía que diariamente reclama un gobierno que respete las instituciones, y que por más que lo cubra de hierro y cemento, lleve al país por mejores senderos.

Controlar Internet ha recibido la repulsa de todos los ciudadanos libres del mundo; se han suscrito innumerables voces de protestas en todos los hemisferios, y no es el presidente de Panamá quien va a convertir a nuestro país en objeto de mofa y críticas de numerosos sectores nacionales e internacionales.

El presidente que vaya y se presente en la ONU. Al hacer su planteamiento dizque para luchar contra la pornografía infantil, que todos censuramos, volverá a experimentar los efectos de una audiencia que lo repulsa y desecha como un mandatario equivocado y desfazado en sus apreciaciones.

Esta opinión no va a terminar aquí, sobre este tema las redes sociales se han hecho sentir en muchas latitudes con resultados contundentes. Léase Túnez , Egipto, Libia, y otros. En sindicatodeperiodistas@yahoo.com esperamos su opinión.

*PERIODISTA Y RELACIONISTA PÚBLICO.