Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Selección de magistrado/a del TE

En nuestro país se han llevado a cabo cambios sociales sustanciales, en todos los ámbitos, producto del mismo desarrollo, tanto del diar...

En nuestro país se han llevado a cabo cambios sociales sustanciales, en todos los ámbitos, producto del mismo desarrollo, tanto del diario vivir, de las necesidades sociales, de las necesidades personales; podría mencionar una cantidad extensa de factores que han venido contribuyendo a estos modificaciones conductuales de nuestra sociedad, ya que va de la mano con todo desarrollo normal de país.

Dentro de este desarrollo, no podemos excluir, los cambios en la práctica de la política en sus campos de accionar, practicar y desarrollar, por parte de los que se han dedicado a la misma, ya sea de forma técnica, haciendo referencia a las estructuras operativas funcionales, tanto por parte de los partidos políticos como por el ente responsable de que esa praxis se mantenga y se dirija dentro de la estructura jurídica que garantice lo más posible la tan delicada, y que siempre debe ser respetada, DEMOCRACIA. El ente responsable de esta práctica de forma directa, responsable y jurídica, es el Tribunal Electoral —TE—.

Es menester indicar que se llevó a cabo la convocatoria para que profesionales del Derecho participaran, cumpliendo con los requisitos legales de rigor, contemplados en la Constitución y de obligatorio cumplimiento, el interés real y la honestidad, de no solo ocupar un cargo de magistrado/a y presentarse ante la misma, bajo la premisa seria de la responsabilidad que implica tan alto sitial, no por la envestidura, sino por lo que representa ser responsable de garantizar la democracia, atendiendo todos los elementos inherentes al Registro Civil, que implica todos los aspectos en la trazabilidad y responsabilidad en la dación de documentación de panameño (cédulas), en donde hay que ejercer controles férreos, de forma permanente para evitar negocios envestidos de ilegalidades en la obtención de las mismas.

Por otra parte, es igual responsabilidad del TE atender de forma seria y responsable el mantener y reforzar la credibilidad en todos los Procesos Jurídicos atinentes a la materia, proporcionando el apoyo operativo, educativo y técnico a los dadores de justicia bajo la estructura del TE; otro aspecto, que es determinante en las obligaciones del TE, es la atención del Sufragio, tema extremadamente delicado, pues hemos vivido, producto del desarrollo integral político, diversas metamorfosis que hemos encaminado a la DEMOCRACIA, pudiendo superar e inclusive periodo de dictadura, ya siendo parte de nuestro pasado, pero importante en la formación, fortalecimiento y crecimiento de nuestro país por ser parte determinante en nuestra maduración política.

En esta ocasión, la selección de la vacante que se dará de magistrado/a del TE será responsabilidad de la Corte Suprema de Justicia —CSJ—, esta selección es tan importante y determinante, por lo que implica, pues estamos próximos a la necesaria estructuración, planificación y desarrollo de todos los aspectos necesarios a las próximas candidaturas a los diferentes cargos de elección popular en el 2014, la cual debe llevarse a cabo de una manera prístina, siendo la transparencia y seguridad en ella esencial y que el TE debe mantener la tranquilidad necesaria y equilibrada para dicho proceso. Es menester indicar, que la convocatoria de aspirantes para el cargo se llevó a cabo muy formalmente, de acuerdo a lo que representa la envestidura del cargo, al igual que las entrevistas, llevadas por primera vez, frente a todo tipo de convocatorias a magistraturas, ante el Pleno de la CSJ, lo cual es de ponderar, por lo positivo del mensaje dirigido a la correcta y responsable selección del jurista que pueda desarrollar diversos aspectos, de forma seria, responsable y que posea la capacidad de garantizar de forma eficiente y absolutamente envestida de transparencia en los siguientes aspectos:

Dirigir de forma coadyuvante, tanto la institución como los procesos atinentes y equilibrados a sus funciones; Fiscalizar todos los procesos que estructuran, conforman y son necesarios de acuerdo a la inminente y determinante responsabilidad ante la seguridad de nuestra Democracia; Garantizar y administrar los recursos con capacidades requeridas para ostentar y responder ante el país y ciudadanos de acuerdo a las exigencias, de no solo un funcionario/a que ha llegado a ocupar un sitial, sino del panameño, del profesional y, ante todo, del ser humano consciente de que nuestro país, siempre, se merece nuestro mejor esfuerzo, por hacer de Panamá, cada día, un mejor país.

JURISTA Y CATEDRÁTICA UNIVERSITARIA.