Temas Especiales

07 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Ensoñaciones de insomne

F ue Sigmund Freud quien descubrió el abordaje de los sentimientos ocultos a través de la fístula del sueño para usar la famosa comparac...

F ue Sigmund Freud quien descubrió el abordaje de los sentimientos ocultos a través de la fístula del sueño para usar la famosa comparación de Harry K. Wells, quien decía fístula porque al mismo tiempo Pavlov encontraba, por medio de fístulas reales, el papel de los reflejos y las condiciones externas sobre la conducta. Pero, evidentemente, en el imaginario científico y popular los sueños, ya sea que nos ocurran despiertos o dormidos constituyen un atractivo para la explicación de los deseos y expectativas de las gentes. ¿Y qué decir de la literatura, como sueño o delirio lúcido, cuando ella expresa el mensaje de una realidad soñada que se anticipa como presentida aunque no deseada?

En tal sentido la candidatura de un prominente empresario de la construcción se ha venido insinuando como una realidad deseada y soñada por los grupos de poder que se mimetizan y buscan perpetuar su presencia hegemónica ante la perspectiva inminente del quiebre de ese predominio de la elite ejercido a través de la política partidaria tradicional.

En tal sentido resulta premonitorio el esbozo (¿fístula de la angustia? de un novelista perteneciente al mismo círculo social del constructor, que en una novela policial del año 2011 crea la figura de un multimillonario con un vasto currículo de realizaciones profesionales y actuaciones cívicas y sociales, quien se construye una sombra política que se proyecta como la única salvación de la república de los próceres.

‘Su compañía era ya una de las empresas más sólidas del país, con contratos millonarios en áreas tan diversas como la construcción de viviendas, puentes y cualquier obra pública o privada importante’.

El protagonista después de un prolongado mutismo camuflado en su hogar de retiro particular se pronuncia públicamente de esta forma: ‘Los he convocado para hablar de política, de la situación de extremo peligro a la que han llevado al país los abusos de los partidos tradicionales. Ese marasmo político se ve hoy agudizado por la corrupción enquistada en todos los órganos del gobierno y por la inusitada violencia que... nos tiene sumidos en un desasosiego que... terminará por provocar la quiebra generalizada de nuestra instituciones, de nuestros valores...’.

Entre otras alusiones a empresas relevantes en la formación de la opinión pública local, como las empresas mineras, la acción prosigue por los carriles habituales de la novelística policíaca y erótica. Lo importante que citamos es el escenario de opciones político sociales que operan cono fondo de la narrativa.

Pareciera un anticipo entre lo inevitable y lo deseable (para algunos). No obstante, la literatura es pródiga en frases afortunadas para definir necesidades y tendencias sociales. Frente a la crisis del sistema y el derrumbe de las opciones tradicionales enmarcadas en el minué de: ‘Hoy tú y mañana yo’, los grupos dominantes apelan a la fórmula que expusiera Lampedusa en su inmortal Gatopardo: ‘Algo debe cambiar para que todo siga igual’. También se levanta en forma alternativa la de otro conspicuo miembro de la ‘creme’ social, esta vez banquero (‘Entre Albertos te veas’), Berdtold Brecht decía que quien roba un banco comete un delito, pero quien lo funda comete un delito mayor.

Indistintamente de sus pasados y posibilidades, el mínimo común denominador es la trayectoria de negocios exitosa de la dupla, la virtud de esas propuestas sería que dichos candidatos expresan una neutralidad de intenciones con respecto al sistema, o sea que se avendrían a mantenerlo intacto. En realidad aclaramos para los lectores que el fondo de las propuestas es un debate profundo entre privilegiar el Crecimiento Económico (tan cacareado ahora) o girar la nave del Estado hacia el Desarrollo, concepto que necesariamente incluye la participación social en los frutos del crecimiento y la priorización de las regiones y grupos postergados. En suma que el Crecimiento es de pocos y el Desarrollo es de todos.

No obstante, a pesar de las manipulaciones de opiniones y criterios expresados en la comunicaciones, las encuestas destacan en primer lugar la opción de quienes no se sienten representados por ningún candidato y en consecuencia no votarán por los candidatos de los partidos formales.

En virtud de ello, quienes anhelamos un cambio de verdad, profundo y revitalizador cruzamos los dedos y rezamos porque la ensoñación no se transforme en la pesadilla continuista que nos desvela desde 1903. Una opción independiente no puede, no debe, surgir desde dentro del sistema. ¡En eso hay que estar claros!

MÉDICO.