Temas Especiales

25 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿Pactos éticos?

Panamá, 25 de enero DE 2013. Señora Defensora:

Panamá, 25 de enero DE 2013

Señora Defensora:

Lo ético debe ser entendido como aquel conjunto de normas morales que regulan la relación o conducta humana. Lo moral es lo éticamente aceptable. Todos los años cuando se acerca el periodo electoral surgen como especie de mandamiento religioso los denominados Pactos Éticos Electorales.

Me parece absurdo reiterar lo que las propias normas legales contemplan, ¿es necesario recordar que los procesos electorales deben ajustarse a una legalidad democrática?

Todos los actores, entiéndase instituciones, electores, partidos, tienen como obligatorio cumplimiento ajustar sus acciones a lo establecido en las leyes, por lo que asumir demagógicamente que se establece un tratado o acuerdo para obligarse a ser transparentes es tautológico.

La finalidad de un pacto ético debe coaccionar íntimamente, porque la moral, muy a pesar de los iusnaturalistas, no existe sin la norma, y existiendo la norma, si no hay moral de nada sirve. El propio Apóstol San Pablo en la Segunda Carta a los Corintios manifestaba: ‘siendo manifiesto que sois carta de Cristo redactada por nosotros, no escrita con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra (papel), sino en tablas de corazones humanos’.

Asumamos, para dar crédito al contrato, que todos los agentes políticos son olvidadizos y pues es necesario recordarles cada quinquenio que la moral existe también en la política. La moral se ajusta al conocimiento de lo bueno o lo malo, pero en política ¿qué puede entenderse como inmoral, injusto, deshonesto? Si las cualidades de quien aspire a cualquier cargo público deben ser casualmente la antítesis a estos conceptos.

Ahora bien, cómo se transgrede el pacto ético, ¿pedir aclaraciones de la conducta anterior y posterior de algunos involucrados?, ¿investigar antecedentes legales?, ¿solicitar rendición de cuentas? No puede haber nada más ético que buscar, exigir y proferir honestidad de palabras y hechos.

ABOGADO