Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Una fuerza que construye la esperanza

Este Primero de Mayo, llamamos al pueblo trabajador a concentrarnos en el Parque Porras, a las 4:00 p.m., de donde partiremos en marcha ...

Este Primero de Mayo, llamamos al pueblo trabajador a concentrarnos en el Parque Porras, a las 4:00 p.m., de donde partiremos en marcha hacia la Plaza 5 de Mayo. En el Día Internacional de los Trabajadores, seguimos en nuestra jornada combativa de unidad desde las bases y de compromiso con el proyecto histórico de la clase obrera, contra las reformas al Código de Trabajo, contra las reformas a la Caja de Seguro Social (Plan Toledo), por mayor seguridad laboral, por aumento general de salarios y salario mínimo, aumento de pensiones y jubilaciones, indexación salarial, por rebaja y congelamiento de los precios de los artículos de primera necesidad.

La lucha sigue por el respeto pleno al derecho a sindicalización, como mecanismos legítimo de defensa de nuestras reivindicaciones sociales, económicas y organizativas. Es inaceptable que, en pleno siglo XXI, se nos quiera restringir el ya limitado derecho a la sindicalización, consagrado en la Constitución y en acuerdos internacionales. En Panamá es flagrante la violación a este derecho, lo que se constituye en una restricción más a la libertad y la democracia.

Frente al embate del neoliberalismo y su política de flexibilización laboral, es imperante que el movimiento obrero redoble sus esfuerzos para generar organización y conciencia obrera a fin de defender nuestras conquistas, que no han sido dádivas de ningún gobierno o empresario. Recordemos que fue el sacrificio de los héroes de Chicago el que grabó a sangre y fuego en la conciencia obrera aquella heroica gesta. La historia demuestra que las principales conquistas de la clase obrera han sido el fruto de su lucha y la entrega de su generosa sangre.

La clase obrera panameña está sumida en informalidad laboral, bajos salarios, en niveles alarmantes de pobreza, en inseguridad laboral, mientras la patronal sigue amasando cuantiosas ganancias como producto del proceso de sobreexplotación, que parece retrotraernos al siglo XIX.

Para enfrentar esta realidad, en un salto cualitativo e histórico de la clase obrera panameña, hoy diversas fuerzas obreras, en conjunto con el movimiento social panameño, estamos en la lucha por la construcción de reales espacios democráticos, donde la participación ciudadana no se restrinja a ir a votar cada cinco años.

Es necesario que la población sea el artífice de su destino, al participar de la toma de decisiones. Hablar de democracia exige colocar como tema del debate la democracia económica, la distribución de la riqueza (Somos el segundo país de América Latina con peor distribución, lo que es inaceptable ante el crecimiento económico).

En esta vía, construimos la esperanza impulsando el Frente Amplio por la Democracia (FAD), proyecto que en las próximas semanas será una realidad al cumplir con la antidemocrática cifra de 63,500 adherentes. El FAD es un instrumento político electoral de los sectores democráticos, patrióticos y populares, que permitirá refundar el país por los senderos de justicia y equidad social.

Ahora le toca al Pueblo: organizarse y luchar. La clase obrera no seguirá votando en los procesos electorales por sus verdugos.

Este Primero de Mayo, reafirmaremos nuestro compromiso de continuar los esfuerzos por construir poder popular, organizar y concienciar a los sectores populares y crear las condiciones para llamar a una Asamblea Constituyente Originaria con plenos poderes.

Son ciento veintisiete años desde el Primero de Mayo de 1886, la historia oficial ha pretendido minimizar la importancia y sentido de las acciones heroicas que realizaron en Chicago los trabajadores, por la reducción de la jornada laboral y el mejoramiento de las condiciones de vida de los obreros. Los gobiernos empresariales, como el de Martinelli, en claro menosprecio a los obreros, nuevamente decretan el 1 de Mayo como día puente.

En memoria y recuerdo de los Mártires de Chicago, de los Mártires de la Clase Obrera Panameña y de los Mártires de SUNTRACS-CONUSI, lanzamos con fuerza nuestras emblemáticas e históricas consignas de lucha y protesta: ¡Sin Luchas No Hay Victorias! y ¡La Pelea es Peleando!

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.