Temas Especiales

26 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Santa María La Antigua: celebración y megaestatua

Al prepararse los invasores españoles para tomarse el poblado del cacique Cémaco en 1510, se encomendaron a Santa María La Antigua, la v...

Al prepararse los invasores españoles para tomarse el poblado del cacique Cémaco en 1510, se encomendaron a Santa María La Antigua, la versión mariana que se venera en Sevilla y le prometieron que, de salir triunfantes, le pondrían su nombre al poblado y le edificarían una iglesia en la casa del Cacique. Los cristianos ganaron la batalla.

Así se fundó Santa María La Antigua, hecho del que se conmemoran este año 499 años. Esto sucedió en la ribera occidental del golfo de Urabá, hoy parte del departamento colombiano del Chocó. Surgía así la primera diócesis Católica en tierra firme. Los cristianos (¿adoradores del dios ‘Oro’?) encontraron una serie de pertenencias que Cémaco había escondido antes de presentarles batalla, entre las cuales se contaron mil libras de oro en collares, bronchas, anillos, zarcillos, entre otras cosas.

Llegaba una nueva religión a tierra firme: el cristianismo, pues los indígenas tenían también sus religiones. No por otra cosa, desde los tiempos más antiguos los indígenas tienen también la idea de ‘Dios’, ese ser sobrenatural, supremo, omnipotente, de las religiones teístas y deístas. Así, los Ngäbes lo llaman ‘Ngöbö’ (‘ö’ = sonido entre la ‘e’ y la ‘o’ castellanas), los Bugles lo llaman ‘Chu bé’, los Gunas ‘Paba y Nana’, los Emberá ‘Ankoré’, los Waunaan ‘Ewandam’, etc. Pero, al llegar el cristianismo a América ¿llegó la mejor religión? ¿Fue acaso por eso que Santa María inclinó la balanza en favor de los cristianos? ¿Era la religión de Cémaco y de los indígenas peor que la de los cristianos?

Cuando el teólogo brasileño Leonardo Boff le preguntó al Dali Lama, cuál es la mejor religión, se quedó atónito, pues creía que el Dalai le iba a responder que el budismo tibetano. Pero no. El Dalai le respondió: ‘Es aquella que te hace mejor’. Y cuando le preguntó: ‘¿Cuál es la que me hace mejor?’; el Dalai le respondió: ‘Es aquella que te hace más compasivo, más sensible, más amoroso, más humanitario, más responsable, más ético...’ (Ver: http://www.slideshare.net).

No interesa, pues, la religión. Lo que importa es la conducta delante de los demás, de la familia, de la comunidad. De esa conducta depende nuestro futuro. Como decían nuestros abuelos, tendremos siempre el doble de lo que deseemos al prójimo. Si actúo bien, recibiré el bien. Si actúo mal, recibiré el mal.

La idea de construirle una estatua gigantesca a Santa María La Antigua, ¿a qué obedece en realidad? ¿Es para humillar a los indígenas? ¿Para congraciarse con el Gobierno español? ¿Para congraciarse con el Vaticano? Lo que se va a invertir en edificar esa gigantesca imagen ¿no sería mejor invertirlo en obras sociales para paliar los males de las grandes mayorías empobrecidas? Aquí les dejo, estimados lectores, estas inquietudes.

EDUCADOR.