Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

SENAN y el deber cumplido

Desde giras médicas, custodia de las aguas nacionales, decomiso de drogas, evacuación aero-médica, rescate de náufragos, detención de tr...

Desde giras médicas, custodia de las aguas nacionales, decomiso de drogas, evacuación aero-médica, rescate de náufragos, detención de traficantes de armas, protección de nuestras costas y sus moradores, hasta la participación efectiva en los ejercicios Panamax, que es una operación aeronaval de proporciones gigantes para la protección del Canal de Panamá, es el saldo del trabajo que hace en forma silenciosa el Servicio Nacional Aeronaval de Panamá (SENAN).

Ha sido preponderado su trabajo por ser el cuerpo del orden público que mayor captura de estupefacientes ilegales ha logrado en toda el área centroamericana.

‘Panamá es un ejemplo para la región, ya que ha incautado más droga en sus patrullajes, que todos los otros países centroamericanos combinados, año tras año’, declaró recientemente la capitán de navío, Renée Finch, oficial principal de la Oficina de Cooperación y Defensa de la Embajada de Estados Unidos en Panamá.

Quedé perplejo ante esta declaración, agrandada por la captura del barco de Corea del Norte Chong Chon Gang proveniente de Cuba y que llevaba misiles balísticos y otro material bélico no declarado.

Hablar de la labor del Servicio Nacional Aeronaval de Panamá, que el 20 de agosto está de aniversario, abundan los ejemplos de servicios a la comunidad costera y los pueblos alejados de las grandes ciudades, en los que su mano, su servicio de socorro y protección, siempre han estado presentes, prueba de ellos son las evacuaciones aéreas y marítimas, los rescates de náufragos, la participación en la seguridad en las tradicionales romerías y éxodos de Semana Santa y carnavales, por decir ejemplos y el decidido combate al trasiego de drogas ilícita que pretenden cruzar nuestras aguas.

En forma silenciosa pero efectiva, sin estridencia ni poses histriónicas cumple con el mandato legal de ‘velar por la seguridad del espacio aéreo, marítimo, fluvial y portuario, así como de las instalaciones aeroportuarias; proteger a las personas y sus bienes que se encuentren en las aguas y el espacio aéreo bajo la jurisdicción nacional, en el territorio insular, en los puertos y aeropuertos, así como a ciudadanos que se encuentren a bordo de dichas embarcaciones marítimas y aeronaves, en cumplimiento de la legislación nacional y de los tratados internacionales’.

Y lo más importante de ellas, es la custodia del sueño de todos los panameños a lo largo del litoral del mar Pacífico y del Caribe. Son hombres y mujeres centinelas que cuidan nuestra soberanía día a día, por mar y aire, con la convicción de que con su sacrificio coadyuvan a la construcción de una nación más grande y segura.

*PERIODISTA.